Desidia o empuje

Crónica semifinal súper Copa

Con la ilusión de jugarnos un título llegábamos a la Súper Copa, enfrente un Bilbao que salió de la visita liguera bastante escocido. La alineación la misma de Pamplona, el planteamiento de ambos, el mismo, presionar y buscar el error.

 

El partido comenzaba al menos con otro aíre que el último liguero ante Osasuna, un intento de Modric con el exterior y un fuerte disparo de Hazard , ponían a prueba a Simon. El Athletic buscaba la velocidad con Williams y Muniain, sobre todo por la banda de Mendy que hoy parecía mas extremo que lateral.

 

Ambos equipos bien colocados, la presión bien ejecutada aunque no se imponía a la buena salida de balón. Todo hasta el minuto dieciocho cuando Lucas se equivocaba en la entrega y Vencedor asistía a Raúl García que conseguía el primero con un disparo cruzado. Tocaba remar a contracorriente y buscar un gol, que este año es una de nuestras tareas pendientes.

 

 

El Madrid estaba claramente noqueado con el gol de los vascos y se hizo mas latente aun cuando en el minuto treinta y cinco, Lucas derribaba a Iñigo en el área tras fallar en el salto para despejar. Penalti y dos a cero para el Bilbao que hasta ese momento tampoco había hecho un merito superior para llevarse el partido. Si lo hizo desde ese momento, aprovechando que su rival estaba en la lona y pidiendo el final del primer round. La tuvo Dani García tras un buen centro lateral de Balenziaga.

 

 

Nos marchábamos al descanso con la sensación de ir perdiendo justamente por intensidad y por ganas, pero no por claridad ni por juego. Había que tomar decisiones en el intermedio y esperábamos para ver la pieza que movería Zidane,

 

Tras la reanudación solo Nacho entraba en el campo, por un molesto Varane. El Madrid poco a poco iba empujando al Bilbao dentro de su área y muestra de ello es el zurdazo de Asensio que se marchaba lamiendo la escuadra de Unai Simon. Respondían los rojiblancos con un cabezazo de Muniain que se marchaba cerca del palo y nos dejaba el cuerpo de partido medio finiquitado.

 

El equipo se volcaba en ataque y tuvo una gran ocasión de nuevo en los pies de Asensio que estrellaba el balón en el palo tras un pase de la muerte de Hazard. Apenas unos minutos después sería el larguero el que impediría el gol del balear. La mala suerte mantenía el marcador blanco a cero.

 

Zidane buscaba físico y velocidad y daba entrada a Vinicius y a Valverde, la aparición del Carioca se presentaba como fundamental por su velocidad y porque Capa estaba amonestado. Tras una buena jugada con dos cambios de banda, llegaba el gol de Karim Benzema que nos hacía soñar con la remontada, quedaban quince minutos y todo podía pasar.

 

De ahí al final el balón volaba por el área de los de Marcelino, que tenía que aguantar numantinamente. Reaccionaba el técnico y daba entraba a Villalibre por Raúl García para ganar una punta de velocidad y en el primer balón que tocaba se quedaba solo ante Courtois que salvaba de manera espectacular con una mano descomunal.

 

Empataba el partido Karim Benzema, pero era fuera de juego claro, ocho minutos para el final, el reloj jugaba en nuestra contra. Vería tarjeta Kroos por un choque con Dani García, un minutito en el suelo que le daba vida al Athletic.

 

La volvió a tener Ramos de cabeza tras centro de Mendy, el balón pasaba cerca del palo, pero el colegiado la había anulado por falta del camero. Entraba Mariano los últimos cuatro minutos y el descuento para buscar la heroica.

 

Daban seis minutos para finalizar y la gesta tenía que comenzar con un córner vasco. Ya solo quedaba corazón, la cabeza ya no manda y las piernas respondían a impulsos. Y en uno de esos impulsos llegaba un disparo de Mendy desde la frontal que se iba alto y aunque el VAR revisaba un posible penalti a Ramos el partido moría con derrota blanca.

 

No se si estoy contento por la reacción por el equipo o por cabreado por la desidia de la primera parte, hoy no tengo conclusión clara.

Deja un comentario