Espía | Bayern Múnich vs Real Madrid

Mañana viernes con permiso de la autoridad y si el tiempo no lo impide viajaremos a Munich para enfrentarnos a uno de los 2 equipos revelación de esta Euroliga.

La cita taurina viene más al caso que nunca después del “partidus interruptus” que debíamos haber jugado ayer contra el Estrella Roja y que se ha pospuesto al próximo lunes. Veremos si mañana el aeropuerto de Barajas-Adolfo Suárez está en condiciones de que despeguen vuelos.

El Bayern ha sorprendido a propios y a extraños con la primera vuelta realizada, aunque vista la amplitud de la plantilla y el reparto de minutos, parece mas que complicado que logre repetirla.

Nick Weiler Babb es un escolta norteamericano de 1,96 . Está jugando 23 minutos por partido en los que anota 6,7 puntos, 2,9 rebotes y 2,2 asistencias para una valoración global de 6,9. En la primera vuelta sólo en 4 partidos superó los 10 puntos.

Wade Baldwin IV es un jugador completamente diferente al que ficharon este verano de Olympiacos. Sus números así lo muestran. Lo que eran 5,5 puntos de media en el pireo, han pasado a 14,2 en la capital bávara. A ello suma 2,5 rebotes y 3,9 asistencias para completar una valoración de 12,1. En el partido contra el Barça incluso se disparó a los 29 puntos y una valoración de 41.

Dennis Seeley es otro de los jugadores del grupo que juega mas de medio partido cada jornada. Juega 24 minutos y es uno de los jugadores que más faltas reciben cada partido con 3,7. A ello añade 10,3 puntos con un 58% en tiros de 3.

Jalen Reynolds es otro de los jugadores destacados y probablemente el más regular de la plantilla. Es la segunda valoración más alta de la plantilla con 16,5 que la realiza en 21 minutos siendo además el máximo reboteador del equipo con 6,7 por partido. Anota 13,8 puntos pero con una regularidad tal, que sólo ha bajado de los 10 puntos anotados en 3 partidos hasta la fecha.

Vladimir Lucic ha crecido de tal forma desde el jugador que vimos en Valencia, que es el jugador más valorado de un equipo que a dia de hoy sería uno de los 4 equipos con factor cancha en los playoffs. Es además el jugador más utilizado con 30 minutos por partido en los que valora 19,1 con 14,5 puntos con un porcentaje desde el 6,75 de mas de un 46% y 4,8 rebotes.

Nihad Dedovic, ex-canterano azulgrana, cumple ya suoctava temporada en Alemania y promedia también más de 20 minutos, pero sus números distan mucho de los de los primeros años, apenas son la mitad a dia de hoy. Su aportación se reduce a 7 puntos (en sus primeras temporadas rondaba los 13) 1,9 rebotes y 2 asistencias.

Paul Zipser cumple su segunda etapa en el Bayern tras un efímero paso por la NBA en Chicago Bulls y un año en Burgos donde no demostró lo que demuestra en su país natal. Este año en 21 minutos anota 10 puntos con un 43% en triples y 10,7 de valoración.

Después de éstos,  hay otro grupo de 4 jugadores  que superan los 15 minutos de juego,  pero su rol en el equipo es el de dar minutos de descanso con poca aportación en ataque y tienen unos números prácticamente iguales. 

James Gist a sus 34 años sigue confiando en su físico en defensa, pero ya no es tan desequilibrante en ataque como lo era en su etapa de Panathinaikos. En 19 minutos anota 3,8 puntos pero valora menos aún, 1,5.

Jajuan Johnson es un caso similar al de Gist en cuanto a la anotación 4,4, pero al contrario que Gist su valoración es superior a la anotación, concretamente 5,2, lo que significa que su aportación es superior en el resto de los aspectos y sus porcentajes bastante mejores.

Zan Sisko tiene unos números prácticamente calcados a los dos últimos. Juega 16 minutos, anota 4,3 y valora 4,1.

Leon Radosevic podría cambiar su nombre por uno de los tres anteriores y no se notaría diferencia alguna. 15 minutos, 4,8 puntos y 5,1 de valoración.

Diego Flaccadori, Robin Amaize y Sasha Grant forman parte del último grupo y son los que disputan los llamados “minutos de la basura”. Juegan entre 5 y 7 minutos por partido y su aportación en ataque es prácticamente nula.

Jason George y Matej Rudan aun no han debutado en Euroliga.

El entrenador es Andrea Trinchieri es uno de los favoritos al premio de entrenador del año.

Ha conseguido superar los números que hizo en un equipo como el Brose Bamberg donde superó en 2 ocasiones el 50% de victorias, llegando al 54% (13-11) en la temporada 15/16. Este año y hasta hoy, tiene un balance de 12-7, un 64%, y jugando un baloncesto de muchos quilates ganando a equipos como Maccabi, Olympiacos, Fenerbahce o Barcelona.

Deja un comentario