Previa | Villarreal – Real Madrid. Un Madrid bajo mínimos

Estaba muy claro, desde principio de temporada, que sería una campaña difícil y en la que los equipos penden de un fino hilo en el que un positivo lo puede desmoronar todo y dos lesionados de más te dejan el equipo en cuadro. El calendario intenso y concentrado supone correr el riesgo de lesionarse con frecuencia… y si a esto le sumamos el maldito virus, unido a las cuarentenas por contactos, resulta que cada semana estamos viendo como distintos clubes están teninedo problemas incluso a veces a la hora de hacer convocatorias o acumulando el mínimo de jugadores del primer equipo necesarios para poder jugar un partido de Liga. Ya lo vimos hace apenas 15 días con el Granada. Esta semana, aunque sin llegar a esa gravedad, la desgracia se ha cegado con el Madrid y sus futbolistas.


Si ya de por sí la visita a la Cerámica es una visita complicada, sobre todo después de que la jornada anterior te endosaran nada más y nada menos que 4 en la ciudad vecina, Valencia, añádele que viajas con varios de tus pilares lesionados o confinados. Es precisamente lo que le ha ocurrido al cuadro dirigido por Zidane. El francés no podrá contar con Ramos, por una lesión en los isquios, ni con Valverde ni Benzema, ambos tocados desde el partido en Mestalla, aunque lo del uruguayo parece más serio que lo del francés. A todos estos, se le suma la ya conocida baja de Odriozola, el positivo en Covid de Jovic, y Casemiro y Militao, que pese a que no son positivos como tal, tampoco son negativos, y un resultado “incierto” en sus PCR ha hecho que se queden en Madrid. O algo por el estilo. Ya sabéis que nadie sabe con exactitud cómo funciona esto.

Enfrente, en la disputa por tres puntos cruciales, hoy estará el Villarreal de Emery. El submarino amarillo ha arrancado la liga como un tiro: van segundos con 18 puntos y el equipo castellonense está haciendo de su estadio un fortín. El ambicioso proyecto de los amarillos, unido al grandísimo entrenador que es Unai, está consiguiendo carburar cada vez con más fluidez. A la mortífera delantera de Alcácer-Gerard Moreno, se están uniendo nombre propios como Pau Torres, Moi Gómez, el joven Kubo, Chukweze; veteranos como Iborra, que está convenciendo cada día más y haciéndose un hueco en el once, o el flamante fichaje Parejo, que cada jornada que pasa se siente más cómodo y trata de convertirse en el jefe de orquesta. 

Como digo, Zidane va a tener que darle muchas vueltas a la cabeza para su once en La Cerámica. Y si ya de por sí eran impredecibles, imaginen hoy, con varios titulares en casa. Pese a ello, el francés cuenta aún con futbolistas de sobra para hacer una alineación que compita y luche por los tres puntos. La defensa parece que estará compuesta por Carvajal, que vuelve de lesión, Nacho y Varane (este último entre algodones) y Mendy. Por delante, Modric y Kroos se postulan como fijos ante las bajas de Case y Fede. El tercero en discordia parece que será o bien Odegaard, o bien Isco, que se enfrenta a su semana más complicada como futbolista blanco, tras todos los rumores que lo colocan más fuera que dentro en este mercado invernal. Arriba, el abanico de posibilidades es amplio para Zinedine, pese a que su estrella y su delantero suplente no puedan ser de la partida. Asensio, Rodrygo, Vini, Hazard … además de Mariano, que parece puede contar con una nueva oportunidad, ya que es el único ‘9’ sano del que dispone el Madrid. 

Dicho todo esto, si en estas salidas es donde se deciden las Ligas, la de esta temporada y esta peculiar campaña cobra aún más importancia. El hecho de conseguir tres puntos en una situación tan complicada y además hacerlo en un campo tan duro como el del Villarreal supondría un duro golpe sobre la mesa por parte del elenco madridista, que todavía sigue buscando la regularidad y dejar de dar palos de ciego esta temporada, en la que estamos viendo a un equipo que es capaz de lo mejor y lo peor: igual le gana al Inter de Milán en un partido sumamente duro que cae goleado en Mestalla ante el peor Valencia que se recuerda. Y precisamente, como se suele decir, el campeonato nacional no solo lo gana el mejor; sino también el más regular y constante. Asignatura pendiente de Zizou en sus primeras temporadas en la casa blanca… y que parece aún está tratando de solucionar.

POR: ANTONIO MATEOS 

AM

@Antonio_MateosR 

Deja un comentario