Crónica | City 2-1 Real Madrid. Los errores y un gran City condenan al Rey

Viernes 7 de Agosto. La Champions League volvía con el plato más fuerte de todos: Manchester City – Real Madrid. Y con la vuelta de su competición fetiche, también llegaba el día D para los blancos; el día de la REMONTADA. Tras la catástrofe del Bernabéu hace ya unos meses, con un Madrid muy distinto que caía 1-2 ante el City tras un mal encuentro, hoy buscaban una nueva hazaña histórica en el Etihad sin un Sergio Ramos que era expulsado en la ida. Enfrente, los citizens, liderados por un Guardiola que sin posibilidades en la Premier llevaba meses preparando este choque. Y ya sabemos que cuando hablamos del español no estamos hablando de un técnico cualquiera. Estaba llamado a ser un partido para recordar. 

Para buscar el pase a cuartos, Zidane introducía alguna que otra novedad en su alineación. Atrás, Mendy y Militao, ante la ausencia de Ramos, acompañando a los habituales. En el centro del campo, su famoso Casemiro, Modric, Kroos; y arriba, Hazard y Rodrygo, la principal sorpresa, al lado de Benzema. Por su parte, Pep también soprendía con la entrada de dos laterales derechos, con Fernandinho de central y con la titularidad de un Foden que había acabado como un tiro este final de campaña, y la suplencia de grandes nombres como Bernardo Silva o Mahrez. 

Arrancaba el partido con una llamativa distribución por parte de los chicos de Guardiola. Sería Foden quien hacía de falso 9 mientras que Gabriel Jesús caía a la izquierda. Sorprendía como de costumbre Pep, que además quería hacer daño con una presión alta y asfixiante sobre el equipo que hoy vestía de rosa. 

El Madrid, por su parte, entregaba el balón al City y esperaban ordenados atrás para buscar la contra. Sabían que era fundamental no encajar gol porque el suyo llegaría tarde o temprano. 

Pero no le salía bien el plan a los blancos. Al minuto 10, primer mazazo del City. Y de la forma más dolorosa posible. Fallo horrible de Varane en la salida de balón, robaba Gabriel Jesús y la dejaba para un Sterling que la empujaba a placer. Gol psicológico para un Madrid que necesitaba reponerse cuanto antes. El que menos acostumbrado nos tenía a fallar, cometía hoy el error más grosero. 

No levantaba cabeza el cuadro visitante, que había salido totalmente dormido al partido. Muchísimos errores, pases poco tensos y muy poco protagonismo teniendo en cuenta la necesidad de anotar al menos dos goles.

Pero al 20’ si que llegaría la primera del equipo madrileño. Conexión Hazard-Benzema. Balón del belga que recogía el hoy capitán en la frontal y se revolvía para sacar un gran tiro que rechazaba Ederson. En la inmediatamente posterior, tiro desde fuera del área de Edén que volvía a blocar el cancerbero brasileño.

Quería creer el rey de Europa. Y al minuto 30’ llegaría la recompensa. Esta vez era Rodrygo quien desbordaba en banda derecha para sacar un centro medido a la cabeza de Benzema para que el francés, un día más, sacara un testarazo inapelable haciendo el 1-1. Los blancos, un paso más cerca de empatar la contienda. 

Pero el City volvía a hacerse con el balón y en el 35’ daba otro susto más, esta vez en las botas de Cancelo. Que no sería el último, porque una nueva imprecisión de Courtois dejaba solo a Foden que casi hacía el 2-1 antes del descanso. Desastroso. 

Al final de los primeros 45, la mejor noticia para el Madrid era que seguía a un gol de empatar la eliminatoria. El City había hecho una gran primera parte. Empezaron mucho mejor los ingleses, con un tempranero gol que metía el miedo en el equipo español. Pero el Madrid fue entrenado al partido y encontró su premio en el ecuador del primer tiempo. Tras unos buenos minutos, acabó de nuevo horrible el equipo de Zidane, acosado por un City que tenía muy claro lo que tenía que hacer. Mucho tenía que cambiar el Madrid para conseguir al menos un gol en la segunda. Quizás la solución estaba en el banquillo, en agitar un poco esto. Quedaban aún 45 minutos por delante.  

Cuando el Madrid llegaba a tres cuartos hacía mucho daño. El problema es que apenas había atacado y llegado porque no tenían el balón. Cuando se metía atrás y se veía obligado a correr detrás del cuadro citizen, sufría. Pese a todo, dos goles metían al Madrid en cuartos, aunque el City metiera otro. 

La segunda mitad arrancaba tal y como finalizaban los primeros 45’. Pase de lujo de De Bruyne que dejaba solo a Sterling ante Courtois. Paradón del belga. Y otro fallo más de Casemiro en el 54’ y otra ocasión de Sterling que volvía a desmantelar Tibu. Inexplicables la cantidad de errores no forzados de los blancos a lo largo del partido.

Con la entrada de Asensio por Rodrygo el Madrid daba un cambio y empezaba a crear peligro. Por poco llegaba otro de Benzema en el minuto 65 tras un buen desmarque del mallorquín que cedía para el francés, que no conseguía superar una vez más a Ederson. Quería apretar el equipo madrileño pero los minutos corrían en su contra.

Y no paraba de llegar el City. Otra gran ocasión de Gabriel Jesús con una media vuelta dentro del área, y una gran finalización. Se volvía a encontrar con un Courtois que mantenía a flote a su equipo.

Y al final, si cometes tantos y tantos errores ante un conjunto como el citizen, acabas penalizándolo. Enésimo error, otra vez de Varane completando probablemente la peor noche de su carrera. Despeje aparentemente sin peligro de la zaga inglesa que quedaba para el francés, que erraba al tratar de ceder para su portero y dejaba corto un balón que aprovechaba Gabriel Jesús para hacer el 2-1. Golpe duro y difícil de solventar para los blancos.

Los últimos minutos fueron un monólogo del Manchester ante un Real Madrid que no se repuso del segundo golpe. Cabe destacar que apenas hubo más modificaciones hasta el minuto 82, y que el Madrid no fue capaz, al igual que en casi toda la eliminatoria, de dar con la tecla para hacer daño a los ingleses. Incluso fueron ellos los que tuvieron las últimas ocasiones. 

Al final del partido y de la eliminatoria, 2-1 para el City que hacía un global de 4-2. Pase más que merecido para los de Guardiola que fueron dueños y señores de la eliminatoria. Nos pasaron por encima y por mucho que nos duela nunca fuimos claramente superiores a ellos. Ni en la ida ni en la vuelta. Si a ello le sumamos los graves errores cometidos hoy más la ausencia de Ramos … 

Aún así, nada justifica el horrible partido del elenco de Zizou que dice adiós a la Champions. Primera eliminatoria en la que el entrenador francés cae eliminado en su competición favorita. 

Con este duro golpe, el Madrid y un servidor dicen adiós a esta extraña y rocambolesca temporada que cerramos con el título de Liga. Autocrítica y a cargar pilas. Espero veros la temporada que viene. 

POR: ANTONIO MATEOS 

@Antonio_MateosR

AM

Deja un comentario