Crónica | Real Madrid 0-1 Cadiz. Seguimos de parón

Venia el Cádiz avisando de que no llegaba a Madrid de chirigota ni carnaval, que ha llegado a primera para quedarse. Ya dijo su entrenador en la previa que iban a proponerle un partido incomodo al Real Madrid y de eso nos enteramos todos menos quien se tiene que enterar, el Real Madrid.

Un equipo de circunstancias tras el parón es el que presento Zidane , con Nacho de lateral con Lucas por delante y sin Casemiro ni Valverde. Con Isco de media punta encargado de canalizar el juego de ataque de los hoy rosas. Pues si alguien necesitaba una prueba de que el futbol ha cambiado, con ponerse el partido de esta tarde le sobra. El futbol de 2020 es velocidad, donde los finos estilistas, esos que tienen mas calidad que velocidad están perdiendo cabida. El Real se partía en cada jugada, pero no de defensa, si no en ataque, donde Vinicius y Benzema llegaban siempre ocho o diez segundos antes que el balón, teniendo que esperar al mismo de espaldas a la portería. Posibilidad de sorprender, cero.

Mientras el Cádiz a lo que había venido, a correr, a jugar con transiciones veloces y con la mira puesta en la puerta de Courtois que fue el mejor de la primera parte. Generando peligro desde el minuto 2 cuando Ramos tuvo que sacar en la línea un remate de Negredo. Después las ocasiones se repitieron hasta en cinco ocasiones, con dos cabezazos del Vallecano, dos disparos de Cala y un timido del Choco. Un Choco que encontraría su premio en el minuto 17 tras un pase de cabeza de Negredo que lo dejaba mano a mano ante Courtois que poco o nada pudo hacer.

Desde el gol el Madrid dio un paso adelante, pero un paso tan lento que no modifico el guion. Mucho balón y pocas ideas, poca intensidad y poca velocidad hacen imposible abir brecha en la defensa cadista. Un par de incursiones por banda izquierda de Marcelo y un remate en un córner, nos hicieron incorporarnos del sofá aunque solo fuera para volver a colocarnos cómodamente. Muchas cosas que cambiar para la segunda parte.

Hasta cuatro cambios hizo Zidane en el descanso en busca de soluciones, sorprende el de Ramos tras un golpe con Lozano. Entrarían Militao, Valverde, Asensio y Casemiro, que le dieron mas velocidad al balón, pero las ocasiones siguieron sin aparecer. El Cádiz contento con el resultado se limitó a esperar al Madrid y buscar alguna contra rápida, controlada por Varane y un Militao que rindió a buen nivel.

Tan solo un remate de cabeza y un disparo de Vinicius, levantaron un ligero murmullo y Zidane introducía a Jovic en el 75. El Serbio marcaría tres minutos después, pero la jugada se anuló por fuera de juego de Benzema, que cinco minutos después estrellaría un disparo en el larguero.

De ahí al final, el Cádiz cerró las líneas aun mas y no cedió ocasiones al Madrid, que tampoco había tenido muchas más. Primer recién ascendido que se lleva la victoria de casa del Madrid tras el Celta en el 96. Solo queda dar la enhorabuena al Cádiz y a su entrenador Alvaro Cervera que fue valiente y planteo mejor el partido que Zidane, pero mas aun a los jugadores cadistas que pusieron sus ganas y las nuestras.

Horrible partido del Real Madrid que no tuvo nada de lo que había que tener para ganar un partido de primera división. Ni velocidad, ni ideas, ni mucho menos ganas. Y el miércoles llega la Champions.

Deja un comentario