Radiografía Madridista | Casemiro

Temporada complicada para Carlos Henrique Casemiro, en la línea del resto de la plantilla. El mediocentro defensivo brasileño ha estado lejos de su rendimiento habitual, especialmente tras la lesión sufrida ante el Celta de Vigo en el mes de noviembre y la posterior aparición de Marcos Llorente. Sin ser de los peores, se podría decir que su bajón de rendimiento ha afectado más que el de otros al equipo.

Sus mejores momentos de la temporada llegaron al principio. Comenzó como titular en la Supercopa de Europa y su sustitución en dicho partido coincidió con la remontada del Atlético de Madrid. Su primer partido liguero lo disputó contra el Girona en la segunda jornada, alcanzando su mejor nivel en los partidos ante Roma o Espanyol. Incluso cuando llegaron los tropiezos del equipo (Sevilla, Levante, Barcelona) fue de los jugadores que mantuvo un nivel más alto, especialmente en el apartado defensivo y no tanto en la toma de decisiones con el balón.

Todo cambia para él en la jornada 12 con la lesión en el partido ante el Celta de Vigo. Una entrada de Maxi Gómez provocó un esguince en su tobillo derecho que le mantuvo 1 mes fuera de los terrenos de juego. En ese período de tiempo, Marcos Llorente se hizo con la titularidad y fue seguramente el mejor del equipo. Casemiro regresó en el Mundial de Clubes, pero lo hizo entrando desde el banquillo. Sin embargo, Llorente se lesionó en el parón navideño, y el brasileño recuperó la titularidad ante el Villarreal, pero se empezó a evidenciar que su nivel ya no era el mismo, algo que unido al bajo nivel de Kroos perjudicó mucho al equipo en una zona muy delicada.

A partir del partido ante el Sevilla hubo un pequeño cambio de inflexión en el equipo en general y en Casemiro en particular. El Madrid ganó con autoridad y buen juego, mientras que el centrocampista brasileño marcó un golazo estratosférico para abrir el marcador. Justo 2 semanas después Marcos Llorente regresaba de su lesión, y a Casemiro le tocaría ser suplente en la ida de semifinales de Copa en el Camp Nou. Una suplencia breve, ya que Llorente volvía a caer lesionado y Casemiro volvía marcar un golazo 4 días después en el derbi ante el Atlético en el Wanda. Y para completar un buen mes volvió a marcar un buen gol de cabeza ante el Girona, aunque en esta ocasión con derrota del equipo.

En el tramo decisivo de la temporada (vuelta de Copa ante el Barça y de Champions ante el Ajax) ha sido cuando Casemiro ha decepcionado. Su pésimo partido ante el Ajax vino tras 2 actuaciones mejorables ante el Barcelona. Se vio a un Casemiro desubicado y superado, algo hasta ahora impensable, ya que se ha tratado siempre del jugador más fiable del once titular. Hemos visto por primera vez a un Casemiro blando y sin contundencia, algo que ha provocado un desequilibrio importante en el sistema defensivo del Madrid. Si bien ha tenido un mejor rendimiento que Kroos u otros jugadores de posición similar, la diferencia con Marcos Llorente ha sido enorme en los últimos partidos de ambos.

En conclusión, la temporada de Casemiro no ha sido buena. Ha mezclado tramos buenos con otros bastante malos, pero los segundos han podido más que los primeros. Pese a todo, es un jugador recuperable y sería una locura pensar en un posible traspaso. A día de hoy debe volver a ganarse el sitio, ya que Marcos Llorente ha emergido con mucha fuerza, pero Casemiro tiene la edad ideal (27) para poder seguir dando un nivel altísimo en un puesto muy complicado de reforzar con jugadores de garantías.

@JavierGomezT

Deja un comentario