Previa | Real Madrid – Girona

Durante años he callado, he aguantado carros y carretas, pitos, desaires, faltas de respeto e incluso cánticos en mi contra porque he confiado en mí y en mi capacidad ganadora. Pero ahora te abro mi corazón y te digo desde la más absoluta sinceridad que te necesito, que estaba muerto y he resucitado y ahora necesito tu voz.

En noviembre estaba en la lona esperando la cuenta y a la vez mirando de reojo a ver si caía la toalla de una vez, no me encontraba a mí mismo, no me reconocía, sé que había cambiado con respecto al año pasado, pero no pensé que tanto como para estar así… con la llegada de Santiago y Pintus parece que empiezo a mejorar, me encuentro bien, tengo las mejores sensaciones posibles y me veo capaz de todo, pero no puedo terminar de ser yo, si me faltas tú.

El dichoso calendario me enfrentaba a uno de los meses más duros que recuerdo, tenía que visitar el Camp Nou, el Wanda, el Johan Cruyff y luego recibir al Barcelona en casa dos veces. Recuerdo el momento en que vi las fechas y los escudos marcando los días, miré hacia abajo y pensé que no sería capaz de sacarlo adelante, que para la llegada de la primavera mientras todos celebrabais la llegada del sol y la subida de las temperaturas, yo estaría ya pensando en la próxima temporada, que me vería fuera de la Copa, descolgado en Liga y viendo como mi amada Champions volaba rumbo a otras vitrinas. Escuchar o leer a muchos de vosotros no fue muy alentador, muchos os conformabais con verme perder “dignamente” y otros incluso implorabais una derrota abultada para cambiar el club de arriba abajo. No es a esa gente a la que me dirijo ahora, es a ti, a ti que siempre creíste, a ti que animas incansable, a ti que sabes que moriría por ti tantas veces como fuera necesario, a ti que sabes que no se puede dar por muerto a aquel que no puede morir, a ti que no dejaste de apoyar y por eso hablo en plural, porque yo solo soy si es contigo. Salimos del Camp Nou airosos y del Wanda victoriosos, sufrimos lo indecible en Holanda, pero volvimos a ganar y ahora te toca a ti, te necesito.

Vuelve la Liga (domingo, 12 horas, beIN Sports), esa liga de la que nos han querido descolgar con las malas artes a las que estamos acostumbrados y con las “nuevar”. Ahora todo es posible, son solo seis puntos a la cabeza, ahora hay que remar juntos porque se puede, porque hay que creer y porque nos lo merecemos, porque hemos sufrido, llorado, pataleado y desesperado juntos. Porque vemos cada día cómo intentan hacernos de menos o cómo desprestigian nuestros títulos y victorias, cómo nos acusan hasta de lo más zafio con tal de hacernos de menos.

Afición, te espero el domingo por la mañana en casa, en nuestro estadio, en el Santiago Bernabéu, allí donde todo es posible, allí donde los sueños se cumplen. Te mando a los chicos a la batalla, alguno necesita descansar y probablemente Solari lo tenga en cuenta y haga algún cambio, supongo que jugarán Courtois, Odriozola, Ramos, Nacho, Marcelo, Ceballos, Modric, Casemiro, Bale, Benzema y Vinícius. Pero lo que él haga bien hecho está.

Afición te espero, te espero porque te necesito, necesito tu voz, tu garganta, tus manos, tus banderas y bufandas. Afición, te espero porque juntos somos invencibles.

@HCFanego

Deja un comentario