Crónica| Cerceda 0-2 Real Madrid Castilla

Trabajó y venció el Real Madrid Castilla en Cerceda por 0-2. A base de esfuerzo y sudor, los de Solari se adelantaron en la primera parte, supieron sufrir en la segunda y cerraron el encuentro en los instantes finales. Tercera victoria consecutiva que sube la moral al primer filial madridista.

Nada más empezar el partido ya pudimos ver que ambos equipos se habían estudiado a conciencia. El Cerceda sabía que el Castilla sufre con la presión alta, con lo que se dedicó a molestar la salida de balón desde la defensa merengue. Los de Solari querían correr y explotar su velocidad, aprovechando la longitud del campo, pero no tenían suerte. De cara a puerta, transmitían sensación de peligro, y aun así no conseguían materializar las ocasiones. Dani Gómez en el minuto 9 tuvo la más clara tras asistencia de Óscar, pero tras superar al portero su disparo salió rozando el palo.

El Real Madrid Castilla tenía ganas y confianza después de dos victorias consecutivas. Se les veía a los jugadores en cada acción, probando recursos que todavía no habíamos visto. Sin embargo, el primer gol blanco iba a llegar de una forma ya casi habitual. Una falta en la frontal sobre Óscar fue convertida en el 0-1 por él mismo tras un golpeo impresionante. El gol no detuvo al filial blanco, que siguió buscando ampliar su ventaja. Apoyados en un Jaume imperial en la recuperación y la cobertura, hasta los laterales acompañaban en ataque.

Parecía el momento propicio para asegurar la ventaja, pero el segundo gol no llegaba. Además, el Cerceda tampoco había desaparecido del encuentro. Los gallegos asustaban en las jugadas ensayadas y obligaban a Belman y a la defensa a estar muy concentrados. Pese a todo esto, al descanso llegamos con 0-1.

A la salida de vestuarios Solari decidió retirar a Manu, con tarjeta amarilla, en favor de José León, y poco después también se marchó Dani por la misma razón y entró Cristo. Mientras tanto, ya estábamos viendo un partido totalmente distinto, donde el Castilla había perdido el dominio. El equipo gallego se despertó y comenzó a tener sus ocasiones. Por suerte para el Castilla, las ofensivas locales no solían acabar en disparos, y cuando sí lo hacían Belman estaba pendiente.

Los de Solari necesitaban recuperar las buenas sensaciones de la primera parte. El balón no duraba nada en las botas de los blancos y apenas cruzaban la línea del centro del campo. Solo vieron la luz por un momento en alguna aproximación de Cristo tras combinar con Quezada u Óscar. Precisamente el talaverano fue el último cambio de su equipo, a quien sustituyó Fidalgo. Entonces aparecieron Seoane y Franchu, a la contra, corriendo en busca de dar tranquilidad con el segundo tanto. No obstante, el partido estaba roto y podría haber pasado cualquier cosa.

El Cerceda colgaba balones con frecuencia, y el Castilla respondía desde sus extremos. En esa vorágine futbolística, Franchu condujo una contra por la derecha y le dio el pase de la muerte a Reguilón, que mandó la pelota al fondo de la red. El 0-2 fue el de la relajación y así llegamos al final del partido.

Así, el equipo blanco se coloca con 19 puntos (5 victorias, 4 empates, 5 derrotas). A falta de que se disputen el resto de partidos, se encuentra provisionalmente solo a 5 puntos de los playoffs de ascenso. El próximo fin de semana, los de Solari recibirán en el Di Stéfano al Toledo, decimoséptimo clasificado.

XI Castilla: Belman, Tejero, Reguilón, Manu (León 47´), Javi Sánchez, Jaume, Franchu, Seoane, Dani Gómez (Cristo 57´), Óscar (Fidalgo 78´) y Quezada.

@_albacg

Deja un comentario