Al final fue Tavares, el primero en el que todos pensamos

Habemus pívot por fin. Después de esperar todo lo pacientemente que los aficionados podíamos esperar la llegada de un sustituto para el lesionado Kuzmic, como se suele decir, todo llega y hoy se ha hecho oficial el fichaje del gigante Tavares.

Curiosamente, ¿a cuántos les vino su nombre a la cabeza cuando supimos que el ex-Estrella Roja se iba a perder prácticamente toda la temporada? No lo voy a negar, yo fui uno de ellos y estoy seguro de que hay muchos más a los que les pasó lo mismo. En esos momentos el jugador había sido cortado por los Cavs de Lebron y se ponía en bandeja su vuelta a Europa, quizás algo prematura para un jugador de 25 años con margen de mejora todavía y con una envergadura descomunal.

La verdad es que, aunque parecía más que complicada su llegada al Real Madrid porque por su cabeza sólo pasaba la idea de acabar triunfando en la NBA, al final aquí está; presto y dispuesto a debutar contra el Barcelona este domingo.

La operación en sí misma ha sido un golpe maestro por parte del club. Viendo las opciones disponibles y los nombres que sonaban, por los que además había que pagar traspaso en casi todos los casos, sin duda esta -además de la más difícil-, es la mejor de todas. 45.000 dólares de compensación por su libertad seguramente es uno de los desembolsos más económicos, si no el que más de todos, que ha realizado la sección en los últimos tiempos. Y más si recordamos que los derechos de Álex Suárez costaron 300.000 euros.

Y con este movimiento, además de asegurarse la incorporación de un jugador que ya ha disputado competición europea en su etapa en Gran Canaria y que conoce la ACB, matas dos pájaros de un tiro. Por un lado te aseguras un jugador de presente y de futuro y por otro le cierras la puerta al Barcelona para su contratación, puesto que, al parecer, los azulgranas lo tenían en su agenda e incluso habían contactado con él para que fuera el sustituto de Tomic la próxima temporada.

El Madrid piensa en él como un dominador en Europa a corto plazo, como lo que fue Boban Marjanovic justo antes de dar el salto a la NBA, aunque Tavares tiene sin duda más movilidad y más salto y seguramente es mejor defensor. De hecho, aquí tenemos algunos de sus logros en lo que lleva como jugador profesional:

Sólo me asalta una duda (al menos una principalmente). ¿Se hubiera lanzado el club a por su incorporación de no haber sido la lesión de Ayón tan grave con paso por quirófano incluido? Porque esta nueva piedra en el camino (pedrusco más bien) obliga al Real Madrid a buscar otro interior, y si ya la llegada de Tavares ha costado varias semanas (Kuzmic se lesionó el 19 de octubre)… ¿cuánto tiempo va a costar otra teórica nueva incorporación para la zona con un mercado tan limitado y en el que tienes que ir con el dinero por delante sí o sí?

En este artículo (http://eternocampeon.net/gasper-vidmar-no-madrid-ahora) ya comentábamos y analizábamos las opciones que sonaban para el club blanco.

Aquí el problema viene porque es difícil encontrar un jugador que acepte un contrato temporal por lo que queda de temporada únicamente, sin tener garantizada una continuidad más allá del verano del 2018. Y firmar a otro jugador con un contrato por al menos, lo que queda de temporada y la siguiente, condiciona mucho la posible planificación de la plantilla el próximo verano. Por esto, la papeleta del club no es nada fácil y tiene que andar con pies de plomo para encontrarle sustituto a Ayón, y el tiempo apremia. La próxima semana nos volvemos a encontrar con jornada doble de Euroliga entre semana contra Baskonia y Unicaja y la carga de partidos hace que cada vez más se note el cansancio físico.

Eso sí, el fichaje de Tavares hace que al menos nos podamos permitir el ser positivos, el primer escollo en forma de lesión seria con la temporada empezada se ha salvado con nota, esperemos que este nuevo contratiempo se salve igual de bien.

  @IvanEstcha

Deja un comentario