Crónica | Inter Real Madrid. Que chupen, que sigan chupando

Día triste para el fútbol, hoy nos dejaba Diego Armando Maradona, el que para muchos entre los que me incluyo fue el mejor jugador de la historia. Descansa en paz allá donde vayas “Pelusa” , que el cielo te sea tan leve como te lo fue la Tierra.

Y aprovechando y homenajeando al argentino, tomaré como referencia una frase suya para abrir esta crónica. “Que la chupen y sigan chupando”

El Madrid repetía once tras el decepcionante resultado de Castellón, pero Zidane tenía un plan, una vez más el francés dejando mal a sus “haters”. El Madrid se olvido de la presión alta sabedor de sus limitaciones físicas y sobretodo de recambios. Esperamos al Inter en nuestro campo, agazapados como un tigre en la maleza. Aunque eso no lo vimos hasta después del primer gol ya que para llegar al penalti sobre Nacho, el Madrid tuvo la posesión mas de tres minutos. Una posesión inteligente, sin arriesgar y esperando nuestro momento, como espera el tigre cuando ve a su presa cerca.  Era el minuto seis y un balón filtrado al área provocaba un penalti sobre Nacho, si Nacho que se había incorporado al ataque, lo transformaba Hazard que marcaba en Champions tres años después.

Con ventaja en el marcador, el equipo movía el partido a su antojo, como un buen somellier mueve el vino en su copa. De la banda de Carvajal a la de Mendy pasando por Kroos y Modric, Odegaard descolgándose y recibiendo entre líneas para buscar el último pase y Mariano tirando desmarques sin parar. El Inter no era capaz de robarnos el balón y así en el minuto doce, Lucas recibía en la frontal y cuando todos esperaban que alargara a la banda, el de Curtis se saca un disparo seco que se estrella en el palo. Lástima, hubiera sido un premio al partidazo del gallego. Tan solo cuatro minutos después tras una buena presión, Mendy se plantaba solo en el área pero se le hizo de noche. No se atrevió a disparar y puso un centro demasiado fuerte para que lucas pudiera rematar. Una vez más se resistía la posibilidad de aumentar la renta.

Tardaron los italianos en acercarse a Courtois y lo hicieron de falta directa de Lukaku que se marcha alta a la media hora de encuentro. La réplica a ese disparo la pondría Hazard cuatro minutos después con un fuerte disparo que Handanovic mandaba a corner. Y en el minuto treinta y dos llegaba la locura, la jugada que podría marcar el partido. Vidal se internaba en el área y como en aquella visita al Bernabeu con la Juventus, se golpea con su pierna y cae. El chileno se va disparado a por el colegiado que le muestra tarjeta por protestar y Arturo que esta acostumbrado a decir de todo en los corrillos, se viene arriba y se encara con el trencilla. Pero querido, las líneas de tu camiseta ahora son negras no granas y eso te quita mucha protección. Segunda tarjeta y a la calle, el Inter con diez y mas de una hora por jugar.

Los últimos minutos de la primera parte, el Madrid durmió el partido e hizo que los italianos se desgastaran de cara a una segunda parte que se preveía como una guerra, con un Inter jugándose no quedarse fuera de Champions tan pronto.

Tanto se atisbaba la batalla que Conte introdujo tres cambios de golpe y el equipo italiano salió revitalizado y buscando la presión muy arriba a los blancos. Zidane espero un poco más, aunque menos que de costumbre y en el minuto sesenta daba entraba a Casemiro y Rodrygo en detrimento de Odegaard y Mariano. Esa flor de la que tanto hablan que tiene Zidane, debe ser un trébol, porque en el primer balón que tocaba Rodrygo tras incorporarse se convertía en el cero a dos. El brasileño remataba un centro exquisito de Lucas que fue de lo mejor del partido. El gallego estaba desatado y cinco minutos después estaba apunto de marcar de volea.

Todo se ponía de cara, ese gol era un gancho directo al estomago de las aspiraciones interistas. El Real dominaba el partido en todas sus facetas y disfrutaba viendo como el inter bailaba a su compás. Se animaría Hazard en el setenta con un golpeo fuerte desde fuera del área que salía desviado. El Inter que solo se estiraba con balones largos, generó una ocasión con un disparo cruzado de Perisic que no vio portería. Como pasó en Villareal, era el minuto setenta y cinco y Courtois solo había tocado la pelota para sacar de puerta.

Entro Vinicius por Hazard que sigue en su puesta a punto, hoy en mi opinión buen partido del belga al que le faltaba su socio Benzema. Y al igual que su compatriota, en la primera que toca, Vini buscaba el palo largo pero se le marcha alta. Dos minutos después la réplica la ponñia Perisic con el único disparo entre los tres palos del Inter en todo el partido, buena mano de Courtois, era el minuto setenta y ocho. De ahí al fnal solo quedaba sentarse relajado y disfrutar de la clase magistral que estaban impartiendo Modric y Kroos. La pelota bailaba al son que marcaban los medio centros del conjunto blanco, una balada dulce de violín que movía a los veintidós protagonistas a un son que poco a poco mataba el partido.

Ahora toca certificar la clasificación en Ucrania y hacer valer el partidazo de hoy. Y como dijo Maradona “que la chupen, que sigan chupando”. El Madrid está muy vivo y con opciones de ser primero. Que sigan chupando aquellos que se relamían viendo las bajas, aquellos que nos daban por muertos y aquellos que no creían en nosotros, los propios y los extraños.

Deja un comentario