Previa Celtic Real Madrid

Soñemos

Y volvió, volvió el momento en que te sudan las manos al oír una melodía. Muchos vivimos atrapados en cinco minutos mágicos en el Bernabéu, pero la vida sigue y la Champions vuelve.

Y vuelve de la mejor manera posible, con un partido entre dos históricos de la competición, aunque curiosamente solo se han enfrentado una vez. En aquella ocasión, el Real Madrid eliminó a los escoceses por la diferencia de goles.

El Madrid llega con un balance del 100% de victorias en esta nueva temporada, Súper Copa de Europa incluida. Solo tiene las bajas de los lesionados Odriozola y Vallejo, pero no son bajas importantes ya que son jugadores con los que en principio no se cuenta.

Tras el último partido liguero frente al Betis, los blancos llegan cargados de optimismo al ser líderes en solitario y haber derrotado a un rival que los últimos años se le atragantaba. Exhibición tras exhibición de Touchameni y estado de gracia goleador de Vinicius, son las principales bajas del campeón de Europa. Preocupa el estado de forma de Benzema y los goles encajados.

 

Por su parte el Celtic también llega invicto en la liga con seis victorias. Un balance de veinticinco goles a favor y tan solo uno en contra. Ange Postecoglu, ha creado un sistema de juego donde prima la velocidad y el físico, no en vano, vienen de golear a su eterno rival el Rangers, actual subcampeón de la Europa League.

 

Esta noche empieza el camino a la decimoquinta, esta noche los sueños cobran vida y pasean por el estadio. No se si volveremos a vivir algo ni tan siquiera parecido a lo que vivimos en la pasada edición, probablemente no. Pero ¿qué es el Real Madrid, si no un vehículo a tus sueños? Sera imposible volver a ver a Benzema hacer un hat-trick en apenas diecisiete minutos o sentir como la hierba se corta al paso del vuelo raso de Vinicius por Stanford Bridge, sí. Pero también era imposible que esa chica se fijara en ti o que sentaras la cabeza tras ese verano en la playa.

No será probable ver a Rodrygo cabecear con la fe de Santillana o a Karim hacer un “Panenka” que enmudezca al mundo por unos segundos. Pero tampoco era probable que te diera la nota en selectividad o que siguieras teniendo los mismos amigos treinta años después de dejar el colegio.

 

Soñemos, porque eso es el Real Madrid, un escudo redondito que pese a estar lleno de copas de Europa, cada año, hace espacio para todos nuestros sueños.

 

A por la quince!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.