Minicopa | Victoria en el clásico y a la final contra Iberostar

Ndiaye y Mutambirwa lideraron la victoria blanca

Esta mañana se ha disputado el clásico en categoría infantil que decidía el primero de los finalistas que se jugarán este domingo el título de la Minicopa 2019. Finalmente, la victoria ha sido del Real Madrid, que se ha impuesto al Barça Lassa por un marcador final de 72-60.

El encuentro empezaba con ambos equipos muy metidos desde el inicio, predominando las defensas sobre los ataques. Abdou Aziz Ndiaye cometía su primera falta muy pronto y Alberto Muñoz, para evitar que se metiera en problemas de faltas como el día anterior, decidió retirarlo de la cancha hasta el segundo cuarto. Algo parecido ocurrió con uno de los jugadores que está siendo más importante, Adrián Bazaga.

El Barcelona aprovechó esta situación para igualar el físico bajo los aros, evitando que el Madrid dominara con demasiada autoridad en la zona. El primer cuarto terminaba con empate a 19 y en el conjunto blanco lo más llamativo fue la aportación de Jesús Vilasánchez y Diego Sánchez, quienes hicieron un gran trabajo en la pintura.

En el segundo cuarto más de lo mismo. Ambos equipos protegieron muy bien su aro y la anotación fue muy baja comparado con los puntos a favor en los que se está moviendo el equipo madridista durante la competición. El carácter de Álex Hernández fue de lo más destacado en una primera parte de imprecisión generalizada que terminaba con el 33-29 en el tanteador.

Fuente: realmadrid.com

A la vuelta del descanso se produjo el cambio definitivo del partido. La determinación defensiva del Real Madrid no decayó, Ndiaye y Bazaga ya podían pelear sin problemas de faltas, Hernández y Vide dirigir con responsabilidad el ataque y Kaya Mutambirwa apareciendo por todo el campo como si hubiera tres o cuatro al mismo tiempo. Suyos fueron gran parte de los puntos, muchos de ellos acompañados de una falta, y peleó cada rebote como si le fuera la vida en ello. Los culés Pablo Santiago y Eric Estepa trataban de contener todo aquello que entre el suizo y el senegalés estaban provocando pero no les fue posible. El parcial de 25-9 rompió el partido.

En el último cuarto no hubo demasiada historia. El Barça Lassa lo intentó todo y metió muchas de las canastas que no le entraron en el tercer parcial pero la remontada ya no era posible. El Madrid bajó el pistón pero no tanto como para ver reducida la diferencia. Entraron jugadores frescos como Bruno Vidarte, que está aprovechando cada minuto que está en la pista, y los segundos fueron pasando hasta sonar la bocina final cuando el luminoso marcaba un 72-60 a favor de los blancos.

Fuente: acb.com

Este domingo tendrá lugar la final de esta Minicopa en el WiZink Center a las 12:30 horas. El rival del Real Madrid por la conquista de la victoria del torneo por séptima vez consecutiva será Iberostar Canarias, que ha vencido en la segunda semifinal por 81-72 a un siempre correoso Valencia Basket al que se le fue el partido en el tercer cuarto.

En el equipo canario su principal referencia es el pívot de 1,99 Bassala Bagayoko, nacido en 2006, quien está haciendo un gran torneo (16 puntos y 24 rebotes en la semifinal) y nos hará vivir un duelo de gigantes junto a Abdou Ndiaye. Otros jugadores a tener en cuenta son el alero Diego Fernández y el escolta Raul Fariña.

@carlosd_mejias

Deja un comentario