Eden Hazard | La nueva estrella blanca

Eden Hazard fue presentado este jueves en el Santiago Bernabéu como nuevo jugador del Real Madrid ante 50.000 personas que han recibido al belga con la ilusión de estar ante una nueva estrella llegada a la casa blanca.

El futbolista de 28 años llega al Madrid en el momento idóneo para rendir desde el primer día. Para algunos su llegada hubiera sido mejor algún año antes para poderlo disfrutar durante más tiempo, pero la realidad es que Hazard ha fichado tras hacer, seguramente, la mejor temporada de su carrera, anotando 21 goles y dando 17 asistencias en el Chelsea, siendo el Balón de Plata del último Mundial y lo que es incluso más importante, siendo el foco de atención de su equipo prácticamente en cada partido, asumiendo la responsabilidad de la selección que llegó a ser la tercera mejor clasificada de la Copa del Mundo y de ganar la Europa League con el conjunto londinense.

Fuente: realmadrid.com

Cómo juega Eden Hazard

Hazard llega con la vitola de estrella porque se lo ha ganado. Su juego ha ido progresando y no es solo ese extremo atrevido que regatea más veces que toca el balón. El belga es un jugador que se mueve constantemente por todo el frente de ataque, partiendo, normalmente, desde la banda izquierda para terminar la jugada donde sea necesario. Como dijo en su presentación, sus posiciones favoritas son extremo izquierdo y mediapunta, y no lo dice por casualidad, sino porque son los lugares en los que mejor se desenvuelve.

Partiendo desde la izquierda su jugada natural es ir hacia dentro, buscando siempre la verticalidad y finalizar la acción con su pierna buena, la derecha. Pero su talento le permite salir también por la izquierda, que es el lado que le suelen conceder los rivales pues presuponen que es el menos peligroso, lo cual no siempre es así. Cuando encara desde dicha posición puede driblar hacia la frontal del área para chutar o combinar, o buscar la profundidad y centrar con la zurda. Resolutivo.

La otra opción preferida del belga es la mediapunta, y es que tiene una gran capacidad para controlar el balón y deshacerse de él rápidamente para desequilibrar el encuentro en cualquier momento. Puede viajar por esa delgada y peligrosa línea que se encuentra entre los centrocampistas y defensas rivales y salir airoso sin sonrojarse lo más mínimo. Dispone de una buena lectura del juego para asistir a los compañeros mejores situados y para encontrar los espacios que le permitan cerrar la jugada poniendo el balón lejos del alcance del portero. Eficaz.

Juegue en la posición que juegue jamás le veremos parado en esos metros cuadrados todo el partido, sino que continuamente se va desplazando de un lugar a otro dificultando cualquier marcaje previsto y creando peligro de todo lo que pasa por sus botas. Imaginativo.

En el 4-3-3 que viene usando el Real Madrid de Zidane su mejor posición es en la izquierda pero puede también jugar de falso 9 o en el perfil derecho, aunque no veríamos ahí al mejor Hazard. En un hipotético 4-2-3-1 podrá ser el extremo zurdo o el enganche entre el centro del campo y el delantero. Por último, con un 4-4-2 podría jugar de extremo, aunque defensivamente no es de gran ayuda, o acompañando en ataque a un delantero algo más posicional.

Lo que sí es seguro es que no le vamos a ver en el centro del campo jugando como volante (Kroos-Modric). Pese a que se ha comentado que podría jugar ahí, salvo en alguna situación de extrema necesidad por el resultado, jamás será un mediocampista, pues es el jugador llamado a ser el líder ofensivo del Real Madrid y es en ataque donde lleva jugando toda su carrera.

Fuente: realmadrid.com

A quién condiciona su fichaje

En primer lugar se nos viene a la cabeza Vinícius Jr., puesto que ambos tienen en la izquierda su lugar favorito. En un 4-3-3 Hazard va a jugar con casi total seguridad en la izquierda y si el brasileño quiere compartir minutos con él lo tendrá que hacer adaptándose al extremo derecho. En el mismo caso se encuentran Marco Asensio o Gareth Bale, cuya continuidad parece complicada, e incluso Isco, quien debe encontrar acomodo en el centro del campo, algo que no ha solido ocurrir estando Zidane. También aparece en este punto Rodrygo Goes, pues seguramente es incluso más parecido a Hazard que Vinícius, ya que es más regateador en espacios cortos y más combinativo que el ex del Flamengo.

El hecho de condicionar no incluye solo aspectos negativos. Durante el momento de temporada en el que Vinícius ha asumido la responsabilidad del ataque del Madrid se ha visto en numerosas ocasiones en situación de inferioridad ante los defensores que buscaban defenderle por acumulación. Con la llegada de Hazard, los dos jóvenes brasileños pueden jugar liberados gracias a la concentración de rivales que asumirá el belga, por lo que el entendimiento entre estos puede ser perfecto y el rendimiento del equipo incrementar notablemente.

Además, la incorporación del exjugador del Chelsea condicionará indirectamente a los laterales izquierdos. Defensivamente es mejor no contar demasiado con él, lo cual puede influir también en el centrocampista que juegue en ese costado, que suele ser Kroos, pues tendrá que estar muy atento para hacer las necesarias coberturas. En los casos de Marcelo/Reguilón y Mendy sus llegadas al ataque variarán según los movimientos del belga, ya que en fases del encuentro veremos a Hazard muy pegado a la banda para iniciar desde allí las jugadas y el lateral en cuestión tendrá que buscar sus espacios llegando por el centro.

Fuente: realmadrid.com

Todo esto supone la llegada de Eden Hazard al Real Madrid. Una superestrella que se va a poner la blanca para liderar a su equipo en la conquista de todos los títulos.

@carlosd_mejias

Deja un comentario