Crónica | Baxi Manresa 73-88 Real Madrid

El partido comenzó con un Madrid muy rápido de manos, tanto en defensa como en ataque, lo que les llevó a un 0-10 de inicio, aprovechando las pérdidas del equipo manresano, y el acierto exterior de los nuestros. Tras la reprimenda de Peñarroya a su equipo, llegó su primera canasta por parte de Lalanne, pero el Madrid seguía sin hacer prisioneros, anotaban de forma incansable, aprovechando las puertas atrás, Rudy y Taylor anotaban recibiendo bajo aro y Tavares machacando, no hacían más que sumar asistencias al casillero de Campazzo. Las mandarinas de Rudy y Llull, hacían presagiar que esto estaba muy complicado para el conjunto local, que se fue al final del primer cuarto, con un sonrojante 11-26.

El segundo cuarto partía con la segunda unidad de nuestro equipo, que tiene el mismo o más peligro que los que parten de inicio, un parcial de 0-9, provocó un nuevo tiempo muerto, pero esta vez sí hubo reacción, le devolvió el parcial al Madrid con una defensa en zona. El tiempo muerto de Laso tuvo como consecuencia el triple de Llull, que puso el 20-38. Y cuando necesitas tiro exterior, es la hora de Carroll, anotó 2 triples seguidos. En este cuarto el partido se igualó más, pero aun así la diferencia aumentó hasta los 28-47 que reflejaba el marcador.

El tercer cuarto fue la batalla que se esperaba, Manresa dió su mejor versión, un gran porcentaje de tiro exterior consiguió evitar que el Madrid se marchase en el marcador, que llegó a irse de 24, pero a base de triples bajaron esa diferencia a los 18 puntos, 42-60. Pero la artillería blanca seguía respondiendo a cada acierto de los catalanes. Cualquier acierto de Manresa tenía réplica de los nuestros. Por ello el final del tercer cuarto mostraba la superioridad manifiesta durante todo el partido, 45-71, máxima diferencia hasta entonces.

Manresa quería agarrarse al partido con más corazón que otra cosa, y conseguían acercarse en el marcador, poco a poco, pero otro tirón de ojos blancos, puso de nuevo la diferencia en 26 puntos. Mucho tira y afloja entre ambos equipos pero la balanza caía casi siempre desde el mismo lado, y más cuando a un equipo como el nuestro le plantas delante una zona, y superan el 50% en triples. Todo esto llevó hasta los 32 puntos de distancia la mayor brecha en el marcador, que Baxi fue maquillando hasta el final del partido, el Madrid ya sabiéndose ganador del partido se dejó llevar un poco, pero no peligraba el 2-0 en ningún momento. Pero casi 5 minutos sin anotar nos llevó a un marcador final de 73-88.

Partidazo de Campazzo con 14 puntos y 7 asistencias, Carroll muy entonado llegó a 12 puntos en 13 minutos. Ahora toca pensar en descansar pensando en el cruce de semifinales.

@PedroTorreGue

Deja un comentario