Previa PSG Real Madrid | La batalla de las Termopilas

La batalla de las Termópilas tuvo lugar durante la Segunda Guerra Médica; donde una alianza de las polis griegas lideradas por Esparta (por tierra), y Atenas (por mar), se unieron para detener la invasión del Imperio persa de Jerjes I.

Os cuento esto, no porque hoy toque turra de historia, si no porque fue de esta batalla de donde surgió la leyenda de los “300” inspirada en el rey Leónidas y sus espartanos que fueron capaces de detener a los persas aun siendo muy inferiores en número. Todos sabemos de las bajas del PSG al que le falta su tridente ofensivo, probablemente de los mas potentes de Europa, hoy no nos reciben en Paris ni Neymar, ni Cavani, ni Mbappe.

Aprovechemos y vallamos de sobrados diciendo que sin el tridente deberíamos poco menos que arrasar, pero si queremos que nos quepa más de un dedo en la frente, podemos analizar la situación desde un prisma más racional.

De acuerdo que las bajas de Neymar, Mbappe y Cavani a día de hoy suenan mucho más duras que cualquier baja que pueda tener el Madrid, pero… ¿y si te das cuenta que la baja de última hora de Marcelo deja a solo un suplente de la primera plantilla para todas las posiciones de la defensa y que ese jugador es Odriozola que es lateral diestro? ¿Y si analizas la convocatoria y ves que solo van tres centro campistas y no hay recambio? No siempre es mas importante la calidad del ausente, si no lo que te puede aportar.

Con las bajas lo mas probable es que el once quede confeccionado con Courtois, Carvajal, Militao, Varane, Mendy, Kroos, Casemiro, James, Hazar, Benzema y Bale. Un once de garantías para afrontar el partido de esta noche y con el que, seguro que pondremos en problemas a un PSG que suele disfrutar arriba, pero sufrir abajo, el estado de forma de Benzema y Garteh Bale, como mínimo invita a soñar. Empezar con una victoria como los últimos doce años nos dejaría en una posición cómoda para afrontar la clasificación a la siguiente ronda, ya que no volveríamos a ver a los parisinos hasta la quinta jornada y ya podríamos estar clasificados.

Vamos a Paris a encontrarnos con la Copa de Europa, vamos a Paris a pedir perdón por faltar al respeto el pasado año, a una competición con la que vivimos un romance eterno, vamos a Paris a ganar, porque eso es lo único que nos permite nuestro ADN. Vamos a Paris a defender nuestro orgullo como los espartanos defendieron las Termopilas, porque ser menos en número no implica ser menor en coraje.

Deja un comentario