Crónica | Real Madrid 1-2 Girona

Un tiro en el pie

Tras la etapa de montaña de la que el Madrid salió absolutamente reforzado, el equipo sufrió una pájara en una jornada llana donde no se espera tal tropezón. Y nada hacía presagiar que el partido acabaría como acabó después de los primeros cuarenta y cinco minutos en el Santiago Bernabéu.

          El Madrid pronto se hizo con el dominio del partido y, aunque sin subir mucho las revoluciones, el Girona no salía de su campo y el equipo blanco fue acumulando ocasiones de gol con las que haber podido sentenciar el encuentro. A punto estuvo Lucas Vázquez de abrir el marcador con una jugada espectacular tras un autopase en el área, pero Bono sacó la mano y evitó el 1-0. Poco después Benzema no acertaba a rematar un centro de Odriozola. El gol era cuestión de tiempo y finalmente en el 24’ Casemiro abría la lata. Un centro de Kroos de esos que anuncian en el aire que acabará en el fondo de la portería, lo cabeceaba el brasileño adelantando en el marcador a su equipo.


          Tras el descanso, un cúmulo de circunstancias hizo que el partido girara ciento ochenta grados. El Madrid se vio muy superior y bajó el ritmo, a lo que se le unió cierta fatiga, a pesar de las rotaciones del entrenador, tras unos partidos de exigencia máxima. Por su parte, Eusebio movió ficha metiendo en el campo a Aleix y Lozano en sustitución de Pons y Porro. Además puso en la derecha a Portu, que fue un dolor de cabeza constante para un Marcelo, que si bien no hizo su peor partido, en esta segunda parte se vio superado por el jugador rojiblanco.

          El panorama era claramente distinto y en varias ocasiones estuvo a punto de empatar el Girona, primero con una ocasión fallada por Aleix García, que mandó arriba un balón muerto en el área. Posteriormente Portu le ganaba la espalda a Marcelo y su remate acababa estrellándose en el larguero. Solari no lo veía claro y empezó a mover el banquillo. En el 57’ metía a Vinícius por Lucas Vázquez; y aquello definitivamente fue como quitarle el tapón a la bañera, porque los madridistas acabaron por romperse definitivamente. Así, en el 64’ un penalti cometido por Sergio Ramos tras tocar el balón con la mano, ponía el 1-1 en el luminoso, obra de Stuani. Justo después Bale saltaba al campo en sustitución de Asensio.

Pero el Madrid había perdido el sitio en el campo y la chispa necesaria para una reacción de este tipo. En el 74’ se terminaría de consumar el naufragio blanco. Un balón rechazado por Courtois le llegaría a Portu tras no ser capaz de despejarlo Marcelo y haría el 1-2 definitivo. La salida de Mariano por Ceballos era el último intento a la desesperada de un Solari al que hoy no le salió nada y que no supo leer el partido. En el último arreón blanco, Ramos vería la segunda amarilla y acabaría viendo el final del partido en el vestuario. En el 95’, y cuando el árbitro estaba a punto de pitar el final, Courtois pudo haber hecho el empate en la salida de un córner, pero su remate de cabeza salió desviado.


Parece que el Madrid se baja definitivamente de la Liga cuando en las últimas jornadas parecía que podría luchar por ella. Aún quedan puntos y partidos que pueden marcar las diferencias, pero cada vez va siendo más difícil. Ahora viene una semana en la que el equipo podrá descansar y recuperarse de este varapalo, porque justo después regresamos a subir puertos complicados. Hay que recibir al Barça en Liga y en Copa, y nos vamos a jugar estar en la siguiente eliminatoria de Champions. Nos queda mucho por ver y ahora más que nunca hay que gritar eso de “hasta el final, vamos Real”.

XI del Real Madrid: Courtois, Odriozola, Varane, Ramos, Marcelo, Casemiro, Kroos, Ceballos (Mariano 74´), Lucas V. (Vinícius Jr. 58´), Asensio (Bale 66´) y Benzema.

@boticario_81

Deja un comentario