Crónica | Benfica 2-3 Real Madrid Juvenil A. ¡Campeones de Europa!

El Juvenil A del Real Madrid se alzó con su primer título de UEFA Youth League tras vencer al Benfica por 2-3. Los de Raúl se pusieron el encuentro de cara en la primera mitad, pero, al igual que en la semifinal, tuvieron que sufrir en la segunda parte, siete minutos de añadido incluidos, para hacerse con la victoria. De este modo, el equipo blanco pone el broche de oro a una inusual temporada 2019-2020 con el primer entorchado europeo de su historia.

A pesar de las particulares condiciones que rodeaban el encuentro, sobre el césped de Nyon se respiraba ambiente de final. De inicio, el Benfica llevaba la voz cantante e impuso su ritmo al partido. Los portugueses, conocedores de la tendencia ofensiva de Miguel Gutiérrez, atacaron en diversas ocasiones la espalda del lateral para aprovechar sus subidas por banda. La defensa del Real Madrid debió mostrarse expeditiva para salvar los frecuentes centros al área de los portugueses. No obstante, los de Raúl han demostrado varias veces su capacidad para adaptarse a distintos contextos de partido y, en este caso, pronto vieron que el juego directo y vertical sería lo más eficaz. Solo la velocidad de jugadores como Marvin o Miguel permitía al Madrid llegar a la portería de Kokubo, pero sus centros al área echaban de menos a Juanmi Latasa. Aun así, la tarde iba a deparar una sorpresa.

Sergio Arribas mandó un centro teledirigido al corazón del área, donde Pablo Rodríguez se anticipó a su defensor para rematar de cabeza, pese a la diferencia de envergadura, y hacer el primer tanto. Tras el 0-1, no obstante, Pablo fue sustituido, lesionado y entre lágrimas, por Jordi Martín. El gol sentó bien al Madrid, que ganó solidez y confianza. La actuación de Arribas, indetectable entre líneas, se convirtió en un quebradero de cabeza para la zaga del Benfica. Los portugueses, aunque no dejaron de atacar, perdieron la clarividencia ofensiva del primer tramo del encuentro, frenados por las constantes ayudas en defensa del Real Madrid. Entonces, en otro contragolpe llegaría el 0-2. Marvin robó una pelota en el centro del campo y filtró el pase para Arribas, quien, tratando de asistir a Dotor, consiguió que Henrique Jocu introdujera la pelota en su propia portería. Con 0-2 llegamos al descanso.

El paso por vestuarios sentó bien al Benfica, que se sacudió la presión de regreso al césped. No habían pasado ni cinco minutos cuando un ataque portugués llegó al área de Luis López, quien pudo despejar los dos primeros disparos, pero no evitó el 1-2 de Gonçalo Ramos en el tercer intento. Cuando parecía que la situación podía ponerse muy de cara para el Benfica, otra internada velocísima de Marvin por banda se convirtió en una asistencia para que Miguel Gutiérrez hiciera el 1-3. El partido, tras el gol merengue, se abrió por completo, con los dos equipos incapaces de renunciar al ataque. En este caso, la suerte volvió a sonreír al Benfica, pues Gonçalo Ramos hizo el 2-3 de cabeza tras un saque de esquina. Entonces, varias interrupciones provocadas por problemas físicos en ambos conjuntos detuvieron el frenético ritmo del partido.

Cuando el encuentro volvió a su cauce normal, el Benfica se sintió con confianza. El Madrid entregó el mando del encuentro a los portugueses y aceptó defender demasiado cerca de su portería. En estas circunstancias tan peligrosas, Pablo Ramón llegó tarde dentro del área y cometió penalti. El encargado de ejecutarlo fue Dantas, pero Luis López consiguió despejar la pelota con seguridad. El Real Madrid debía darse cuenta de que su estrategia era demasiado peligrosa, pero los de Raúl no eran capaces de reaccionar. La defensa blanca, que tan buen resultado dio en la primera mitad, sufría para defender el juego por bandas del Benfica. La tensión escalaba por momentos: a punto estuvo de ser expulsado el guardameta del Benfica tras una posible agresión a Arribas. Los de Raúl solo podían achicar balones, confiar en Luis López y esperar a que el tiempo corriera hasta el pitido final. Afortunadamente para los blancos, el partido terminó 2-3.

La sufrida victoria blanca corona a los de Raúl como flamantes nuevos campeones de Europa en categoría juvenil. Finaliza, de este modo, la temporada 2019-2020 para el Juvenil A del Real Madrid. Los pupilos de Raúl, antes con Dani Poyatos, han completado un año casi perfecto, con solo dos derrotas en todo el curso. A este título de UEFA Youth League se le añade el honor de haber terminado como primer clasificado del grupo 5 de División de Honor en el momento en que se suspendió la temporada. Al no haberse disputado ni la Copa de Campeones ni la Copa del Rey, por tanto, esta generación ha ganado todas las competiciones que ha disputado.

XI del Real Madrid Juvenil A (sub-19): Luis López, Sergio Santos, Pablo Ramón, Víctor Chust, Miguel Gutiérrez (Álvaro Carrillo, 65´), Antonio Blanco, Iván Morante (Peter González, 73´), Sergio Arribas, Marvin Park (Xavi Sintes, 65´), Carlos Dotor (Óscar Aranda, 73´) y Pablo Rodríguez (Jordi Martín, 30´).

Quedaron en el banquillo Toni Fuidias e Israel Salazar. Los descartes fueron Lucas Cañizares y Lucas Alcázar. Juan Miguel Latasa era baja por sanción.

@_albacg

Deja un comentario