1×1| Valencia 1-4 Real Madrid

XI del Real Madrid:

Keylor Navas: sus paradones a Kondogbia en el 24’ y otro con el pie a Parejo en el 65’, cuando el Madrid boqueaba, fueron absolutamente primorosos.

Carvajal: casi nula presencia en campo rival, se sostuvo como pudo cuando el conjunto de Marcelino tenía el dominio.

Varane: pasó muchos apuros y no estuvo acertado. Le sacaron amarilla por una mano, que no era.

Nacho: tuvo que rebajar la presión sobre Marcelo en tareas defensivas y arreglar las de Varane, y sin embargo afeó una buena actuación en general al fallar en el marcaje de Santi Mina en el gol valencianista.

Marcelo: colaborador necesario en el show de la BBC para ese contragolpe del penalti que supuso el 0-1. Y luego hizo el 1-3 en una gran doble pared con Asensio. Dio la tranquilidad al Madrid ofreciendo lo mejor que sabe, ser imprevisible arriba.

Casemiro: llegó tarde a casi todas. Ido, descontrolado y perdonado una y otra vez por Estrada Fernández a la hora de ver una amarilla. Su peor partido en mucho tiempo.

Kroos: maquilló un partido discreto sumándose al último cuarto de hora preciosista del Madrid, con un golazo muy de su estilo.

Modric: el más atinado del centro del campo blanco. Un faro al que siempre seguir. Sustituido en el 88´.

Bale: el menos efectivo de la BBC. Inició la contra del 0-1 despejando de cabeza en un córner del Valencia. Una primera mitad bastante mejor que la segunda, en la que hizo una jugada destacada e incluso se ganó una amarilla. Sustituido en el 69´.

Benzema: sin gol, pero dio el pase que provocaría un penalti a Cristiano. Luego, además, Montoya le empujó en el penalti del 0-2. Incluso se enfadó cuando Zidane le cambió en el 78´.

Cristiano: firmó dos goles de penalti y un buen partido. El penalti que le hizo Montoya y supuso el 0-1 fue el número cien que transforma en su carrera. Tampoco falló en la pena máxima del 0-2.

Suplentes en el Real Madrid:

Lucas Vázquez: en el 69’ entró por Bale. Su misión fue ayudar a Carvajal y ayudó con sus piernas frescas a sostener a un Valencia que andaba desatado. Le funcionó y sigue siendo un valor seguro.

Asensio: tuvo los últimos 13 minutos en lugar de Benzema y se entendió con Marcelo en una acción increíble para el tercer gol blanco. Cuando entró, el partido cambió para bien para los de Zidane.

Kovacic: se le dio paso para que Modric, ya agotado, pudiera descansar. Fue en el 88’, así que poco más pudo aportar salvo una asistencia a Kroos.

@Quico05AG

Deja un comentario