Real Madrid Baloncesto: la Plaga

Solos contra todo y contra todos.

Al igual que ya pasó en España hacia el año 1348 con la plaga de la peste negra, parece que en este 2017 una plaga de lesiones se ha propagado por el equipo de Pablo Laso. La peste mermó la población europea de la época, algunos historiadores sitúan la mortalidad por encima del 60%, y al igual que esa plaga, la de lesiones ya se ha llevado por delante a nueve jugadores de la plantilla del Real Madrid de baloncesto.

Llull Real Madrid
Fuente: Agencias

El primero en caer fue Sergio Llull. Estaba el balear preparando el Europeo con la selección española contra Bélgica cuando, en una desafortunada acción, su ligamento cruzado anterior se partió. Le operaron el uno de agosto y se estimaron entre 6 y 8 meses de baja.

Randolph Real Madrid
Fuente: Agencias

Cuando aún no nos habíamos recuperado de las duras imágenes de Sergio en el suelo gritando de dolor, el recién incorporado Ognjen Kuzmic caía desplomado bajo el aro en un lance frente a CSKA, misma lesión que Sergio, distinta rodilla, operado a primeros de noviembre, no se le espera esta temporada.

La plaga de lesiones se estaba empezando a cebar con los blancos cuando un problema familiar aparta a Trey Thompkins de los terrenos de juego durante un mes. El americano tuvo que viajar a EEUU para solucionarlo. Estábamos en octubre y ya nos faltaban dos de los jugadores interiores.

Gustavo Ayón Real Madrid
Fuente: Agencias

Pero lo peor estaba por llegar. Nuestro “Titán” Gustavo Ayón, en el encuentro ante el Iberostar Tenerife, chocaba con Tim Abromaitis y se empezaba retorcer con evidentes muestras de dolor. El parte médico explicaría horas después que el mexicano sufre “una lesión en el borde inferior del labrum de la articulación”. La solución, pasar por quirófano y cuatro meses de baja. A estas alturas la planificación de la plantilla, buena o mala, ya había saltado por los aires.

Mientras tanto Randolph, que el día de CSKA había sufrido una luxación de hombro que lo tuvo apartado de las canchas cuatro partidos, se incorporaba a la rotación de Laso el funesto día del choque de Euroliga contra Baskonia. Y no solo nos volvimos de Vitoria con treinta puntos de desventaja, también nos trajimos a Anthony con una lesión en el tercer metatarsiano del pie derecho. Con esto, sumado a las bajas de Ayón y Kuzmic, el Real Madrid perdía gran parte de su juego interior en apenas 2 meses de competición. Se espera que el ala-pívot norteamericano esté de vuelta para primeros de año.

Otras bajas

Estas han sido las lesiones de larga duración blancas, pero no acaba aquí el tema, sino que, entre tantas idas y venidas de la enfermería, Rudy se ha perdido ya seis partidos por fiebre, y el último ante UCAM por unas molestias en el pie derecho. Jeff Taylor se ha perdido ya siete partidos este año a causa primero de un esguince en el tobillo, y de una lesión en la ingle después. Jonas Maciulis no viajó a Tenerife por una contractura en la espalda que se produjo en el duelo frente a Khimki y Facundo Campazzo sufrió un esguince en el tobillo izquierdo en el último partido de liga ACB.

Nueve jugadores lesionados en una plantilla inicial de catorce jugadores es el 64% de jugadores con algún tipo de lesión en algún momento de la temporada, obligando al club a moverse en el mercado con las incorporaciones de Tavares y Randle. Aún así y con la dinámica negativa de resultados en Euroliga, somos el único equipo español que sigue dentro del Top 8 y seguimos líderes en solitario de la ACB.

Somos el Real Madrid, pueden golpearnos y tumbarnos; pero jamás nos quedaremos en el suelo. Puede ser que nos falte media plantilla, pero el resto mantendrán el barco a flote. Hemos jugado partidos malos, sí. Muchas veces nos hemos condenado nosotros mismos por desconexiones propias en momentos clave de los partidos. Hemos sufrido arbitrajes dignos de una película de Tarantino … pero aquí seguimos y seguiremos como siempre, solos contra todo y contra todos. Somos el Real Madrid y siempre volvemos.

@HCFanego

Deja un comentario