Previa Shakhtar Real Madrid

De Agamenón, Ulises y la toma de Troya.

Ante las puertas de Troya, Agamenón, rey, domador de caballos y pastor de hombres, invitaba a sus hombres a huir, pese a señalar el acto como una muestra de vergüenza. Pero Ulises, exaltado por las palabras de la propia Atenea, alentaba a las huestes de la siguiente manera, momentos previos al ataque:

 

<<Cada uno afile la lanza, prepare el escudo, dé el pasto a los corceles de pies ligeros a inspeccione el carro, apercibiéndose para la lucha; pues durante todo el día nos pondrá a prueba el horrendo Ares. Ni un breve descanso ha de haber siquiera, hasta que la noche obligue a los valientes guerreros a separarse. La correa del escudo que al combatiente cubre, sudará en torno del pecho; el brazo se fatigará con el manejo de la lanza, y también sudarán los corceles arrastrando los pulimentados carros. Y aquel que se quede voluntariamente en las corvas naves, lejos de la batalla, como yo lo vea, no se librará de los perros y de las aves de rapiña>>

 

 

Así comenzaba una de las batallas más épicas de la historia y así lo recogía Homero en su “Ilíada”. Es evidente que el partido de hoy no tiene tintes épicos, pero si analizas el conjunto de la semana, no hay dudas. Hoy tenemos la primera oportunidad de dejar sentenciado el pase a octavos de Champions. Misión que se torna mas importante por lo que puede traer solucionar el grupo en cuatro partidos que por los tres puntos en sí, me explico.

 

Si el Leipzig no gana al Celtic y nosotros hacemos los deberes, las últimas dos jornadas (dinero aparte) pasan a ser algo completamente intrascendente. Partidos y minutos para Hazard, Asensio, Lucas, Nacho, Camavinga, etc. Es una oportunidad de oro para recuperar o al menos intentarlo, a jugadores que seguro serán importantes en el devenir de la temporada.

 

 

Y mientras desplegamos nuestras tropas por Varsovia en busca de terminar el trabajo, nuestra cabeza, de forma inconsciente, irracional, estará en parte, pensando en un partido que se juega mañana.  Y no por lo que muchos piensan, que también, si no porque si mañana el Inter asesta un golpe, nosotros podemos rematar un proyecto el próximo domingo en el Clásico. En la semana mas importante de lo que va de año, podemos dejar cerrado el pase a octavos de la copa de Europa y a nuestro único rival en la Liga, herido de muerte. ¿A qué se va poniendo épica la cosa?

Hoy nuestros guerreros, impulsados por el discurso de Carletto saldrán a dejar todo cerrado. Habrá rotaciones, seguro. Intentaremos tomar la portería del Shakhtar como los griegos tomaron Troya. Y después, a pensar en la siguiente, porque esto es el Real Madrid. El equipo que cuando le preguntan que es el ADN blanco, solo puede responder, ganar. En la memoria el recuerdo de la semana pasada, treinta y cinco disparos, catorce a portería, dos goles. Afilen las lanzas caballeros, que hoy es noche para triunfar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.