Espía | Real Madrid vs Anadolu Efes

Anadolu Efes

Este jueves vuelve la Euroliga y lo que es más importante, VUELVE EL PÚBLICO al Wizink y el rival no puede ser más atractivo, el campeón de Europa, el Anadolu Efes de Estambul. Los turcos, que se impusieron en la final al Barcelona, hicieron realidad un sueño tras años de inversiones malogradas y que les ha costado 3 años lograr tras conseguir una plantilla competitiva y lograr una estabilidad tanto en el banquillo como en los jugadores. Anteriormente gastaban una barbaridad en fichajes verano tras verano y al finalizar las temporadas cambiaban mas del 50% de la plantilla.

De la plantilla actual 8 jugadores van a cumplir su cuarta temporada en el club turco, lo que da buena muestra de la estabilidad de la que hablamos. Y otro ejemplo es que, después de lograr el centro europeo, sólo ha habido 1 alta este verano y ha sido para cubrir la salida de Sertac Sanli al Barça.

Este fichaje ha sido Filip Petrusev, que aún no ha jugado ningún partido en Euroliga. Llega procedente del Mega Belgrado, equipo desconocido en la alta competición europea, pero más que conocido para nuestros juniors ya que es su archienemigo temporada tras temporada en la Euroliga junior. Sus estadísticas en la ABA league tras llegar desde la universidad de Gonzaga son más que destacadas, casi 24 puntos por partido, 7,6 rebotes y más de un tapón. Ahora habrá que ver si consigue algo similar en la alta competición.

Shane Larkin no jugó su mejor temporada la pasada campaña, pero fue en la que consiguió el título . Sus estadísticas fueron buenas, 15 puntos con un 40% de acierto en tiros de 3  pero casi todos sus records los alcanzó la temporada anterior a la del título. Incluso su mejor partido lo hizo en 2019 con 53 de valoración en la temporada 2019. Parece que ha dejado de ser un jugador que juega para él mismo para ser un jugador que juega para el equipo.

Rodrigue Beaubois fue uno de los jugadores decisivos para lograr el título ya que fue el desatascador de muchos partidos importantes en los que la dupla Larkin-Micic no era suficiente. Especialmente acertado estuvo desde el 6,75 con un 50% de efectividad. Además logró casi 11 puntos de media. 

Chris Singleton llegó la temporada siguiente al grueso de la plantilla y se ha acoplado a la perfección. Ha aceptado su rol a la perfección, el de jugador muy utilizado en cuanto a minutos, pero con poca responsabilidad en ataque. Aún así anota más de 6 puntos por partido con un 40% en triples y 3,7 rebotes.

Yigitcan Saybir también lleva 3 años en la plantilla,  aunque juega mayormente en la liga doméstica. El año pasado sólo jugó 2 partidos en Euroliga. 

Dogus Balbay, el gran capitán de los turcos lleva desde que el Efes era un equipo desconocido en Europa y no gastaba lo que gasta de 6 años a esta parte. Son 10 años vistiendo la camiseta azul y a sus 32 años ya solo juega en momentos puntuales aunque su efectividad desde el perímetro sigue siendo altísima, un 62%.

Tolga Gecim es otro de los jugadores turcos de cupo para la competición doméstica. El pasado curso solo apareció en 6 partidos en Europa. 

Erten Gazi juega su segunda temporada con los otomanos.  El base turco de 24 años jugó el año pasado 9 partidos en Euroliga con una media de 1,6 puntos. 

Adrien Moerman es otro de los jugadores que hizo su desembarco en Turquía hace 3 años procedente del Barcelona y a pesar de que su media de puntos la temporada pasada fue de 6,4, su importancia dentro del equipo es muy superior.  Jugador imprescindible en defensa es capaz de anotar de 3 con facilidad a pesar de su altura.

Bugrahan Tuncer, otro jugador más que llegó hace 3 años y de los jugadores nacionales que juega más en Euroliga, la temporada pasada llegó a los 16 partidos con una aportación de 2,3 puntos por partido. 

Tibor Pleiss, otra incorporación más de la famosa temporada 18/19 que fue el germen y la base del actual campeón de Europa. Jugador conocido en la ACB ya que jugó en Baskonia, donde destacó y fichó por el Barcelona,  equipo en el que defraudó. El año pasado tuvo buenos partidos y al final de año hizo una media de casi 7 puntos y casi 3 rebotes por partido. 

Vasilije Micic fue el MVP de la competición sin discusión alguna y, vistos los rumores y las actuaciones pasadas de los Oklahoma City Thunder, será el mejor fichaje del Anadolu para este curso. También llegó en 2018 a Estambul,  aunque no fue hasta la siguiente temporada donde empezó a romper al jugadorazo que es en la actualidad. Su trascendencia en este equipo va mucho más allá de los 16,7 puntos y 2,6 rebotes de media que hizo el año pasado  ya que la importancia real es que este equipo juega a lo que él decide. 

James Anderson tiene un rol más defensivo en este Efes que en otros equipos por los que pasó, aunque siempre tiene un partido inspirado en el que se va casi a los 20 puntos los partidos, aunque es cada vez menos habitual. La temporada anterior se quedó en unos pobres 4,2 puntos.

Bryant Dunston es ya un clásico en el equipo turco ya que después de Balbay es el jugador con más antigüedad en la plantilla,  ya que cumplirá este año su 7° temporada. Una auténtica bestia en la zona por su físico imponente, es un jugador casi insuperable en defensa y en ataque una amenaza por su capacidad reboteadora.  Lo demuestran  sus 8 puntos y 4 rebotes. 

Krunoslav Simon es un jugador que te puede destrozar cualquier partido, como demostró en la serie de cuartos contra el Madrid el año pasado, pero que cuando no tiene el día inspirado, puede tirarse más tiros que James Harden en un día chupón. La temporada pasada estuvo bastante centrado, lo que le hizo irse hasta más de 10 puntos por partido con un 40% de acierto desde el arco.

Ergin Ataman cumple su 4 temporada consecutiva en su segunda etapa en el conjunto azul de Estambul   ya que también dirigió al Galatasaray. La del año pasado pudo ser su segunda Euroliga consecutiva ya que consiguió el título con un balance de 27/14, un 66% de victorias,  pero la temporada suspendida por la pandemia llevaba un balance impresionante de 24/4, un 85% de victorias,  y la sensación de que eran imbatibles.

Autor: @chescofgallardo

Deja un comentario