Espía | Lenovo Tenerife

Lenovo Tenerife

Ya está aquí otra vez el baloncesto después de la pasada temporada en la que finalmente el Barcelona se hizo con la liga ACB en la que el Real Madrid llegó como primero de la fase regular pero muy mermado por las lesiones al contrario que su rival en la final que llegó al completo y con la incorporación de Pau Gasol, que fue un elemento motivador para el resto de compañeros. Aunque la noticia histórica de la pasada campaña (aparte de jugarse sin público) fue el descenso por fin del Movistar Estudiantes después de haberse salvado por motivos extradeportivos hasta en 3 ocasiones.

Y comienza como todos los años con la Supercopa que se celebra en Tenerife este año y con el 40% de aforo a día de hoy. Los participantes este año son Barcelona,  Real Madrid,  Valencia basket y Lenovo Tenerife.

Nuestro rival en semifinales es el anfitrión, el Tenerife,  que mantiene la mayoría de la plantilla del año pasado. 

Sólo ha realizado 3 incorporaciones, aunque recuperan a 2 jugadores que se perdieron por lesión prácticamente la temporada, y 2 de ellos son los hijos de 2 mitos de la liga.

Kyle Wiltjer , hijo del mítico pívot canadiense Greg Wiltjer, llega procedente de la liga turca, concretamente del Turk Telekom, donde jugó la temporada 2020-21 y donde de fue el cuarto máximo anotador de la liga con 18,5 puntos con más de un 44% de acierto en tiros de 3 y casi 6 rebotes por partido.

Sean Smith llega desde Palencia a sus 25 años. Jugador madrileño a pesar de su nombre, ya que nació cuando su padre Mike Smith jugaba en el Real Madrid. 

Joan Sastre recala en el Lenovo Tenerife y abandona Valencia tras 5 temporadas exitosas, aunque marcadas por la gravísima lesión que le tuvo fuera de las canchas más de 1 año, y aunque ya volvió a jugar gran parte de la pasada liga, en Valencia han decidido dejar marchar. 

El capitulo de bajas es más amplio ya que realizaron varias incorporaciones para cubrir las bajas que tuvieron el pasado curso y que no han terminado de convencer al cuerpo técnico para continuar este año.

Los dos canteranos madridistas que llevaban ya varias temporadas en la isla han decidido volver a la península. 

Dani Diez jugará en el San Pablo Burgos mientras que Santi Yusta lo hará en el Casademont Zaragoza a las órdenes de Jaume Ponsarnau.

Charles Jenkins que llegó a mitad de temporada de Olympiacos para cubrir la baja por lesión de Butterfield regresa a Atenas pero para jugar en las filas del AEK, equipo al que también se va el griego Georgios Bogris tras su segundo paso por Tenerife,  este último de dos temporadas. 

Alex López a sus 30 años ha decidido probar suerte en el Fuenlabrada tras no tener la confianza de Vidorreta estos dos últimos años.

Para finalizar el capítulo de bajas Tyler Cavanaugh pone rumbo a Lituania para jugar Euroliga en el Zalguiris Kaunas.

Son 10 los jugadores que continúan en la plantilla que jugó las semifinales contra el Barcelona la pasada campaña. 

Bruno Fitipaldo, el base uruguayo que llegó hace ahora 1 año procedente del San Pablo Burgos, realizó una magnífica temporada jugando su mejor partido contra el Zaragoza donde anotó 23 puntos y se fue hasta los 27 de valoración . Cumplió a la perfección su rol en el equipo tanto dando descanso a Marcelinho como jugando de escolta al lado del brasileño. 

Marcelinho Huertas es ya uno de los históricos de la ACB.  A sus 38 años sigue siendo fundamental en este Tenerife y continuará sumando partidos a los 552 que lleva ya disputados en ACB.  Destacan especialmente las 4,2 asistencias de media que lleva repartidas en los mas de 550 partidos, estando su récord en 17 en un partido.

Sasu Salin es el tirador del equipo, justo lo que necesita ahora mismo el Real Madrid hasta que se aclare o se de alguna explicación en el caso de Jaycee Carroll, y cumple ya su 7 temporada en ACB. Su tope desde la línea de 6,75 fueron 6 triples.

Sergio Rodríguez, alero de Los realejos de 27 años, es un jugador de recambio para dar descanso a los titulares y que cuenta como cupo de nacionales, algo necesario en cualquier equipo. A pesar de ello hace partidos muy destacados como el que jugó contra el Joventut con 14 puntos y 22 de valoración.

Gio Shermadini es junto a Tavares el pívot más dominante de la competición. A sus 32 años y con sus 2,16 es un jugador prácticamente imparable cerca del aro y su conexión en el pick and roll con Marcelinho es un filón de puntos para su equipo. Sus más de 18 puntos por partido lo dejan bien a las claras. Aunque su regularidad es de lo más destacable, su mejor partido en ACB lo jugó contra el otro equipo canario donde se fue hasta los 32 puntos y 42 de valoración. Su récord reboteador lo tiene en 16 capturas.

Dejan Todorovic se rompió el ligamento cruzado hace justo un año, en septiembre de 2020 pocos días antes de la Supercopa y no jugó en toda la temporada. Este año vuelve a las canchas, pero le costará volver a su nivel después de tanto tiempo apartado de las pistas.

Spencer Butterfield también se perdió buena parte de la temporada pasada y este año vuelve a probar suerte en la isla.

Emir Sulejmanovic es otro de los jugadores de recambio del equipo tinerfeño. Sus números son de jugador complementario, 13 minutos por partido en los que anota 4,5 puntos y tiene una valoración que apenas supera el 1.

Fran Guerra a sus 28 años explotó como jugador el año pasado.  Pasó de jugar 12-15 partidos por temporada a jugar 40 en la 2020-21 en la que consiguió todos sus records personales,  tanto en puntos como rebotes, recuperaciones…

Aaron Doornekamp es segundo jugador más veterano de la plantilla con 35 años. Aun así sus números son muy destacables a pesar de su edad,  25 minutos por partido para casi 9 puntos y mas de 3 rebotes. 

Junto a ellos estarán Alberto Cabrera,  Danilo Brnovic y Mark Ivanovic procedentes de la cantera tinerfeña.

Al mando de todos ellos continúa Txus Vidorreta que se motiva especialmente cada vez que tiene enfrente al Real Madrid, fundamentalmente en la sala de prensa donde sus lágrimas ya están tomando tintes de legendarias

Deja un comentario