El Espía | Ax Armani Exchange Milan vs Real Madrid

Este viernes viajamos a Milán para jugar contra el Olimpia Milano, uno de los firmes candidatos a estar en la Final Four (si es que se llega tan lejos en Euroliga con este formato, lo que parece a día de hoy una autentica quimera) y sin duda el equipo que mejor se ha reforzado este verano al menos en cuanto a nombres, queda por ver si Ettore Messina consigue en Milán lo que no pudo lograr en Madrid.

El Olimpia ha realizado 7 fichajes a cual más ilusionante para sus aficionados:

Malcolm Delaney que llega después de negarse a volver al Barcelona tras la pandemia y que no juega desde que se suspendieron todas las competiciones en el mes de marzo. Base de 31 años y 1,91 es uno de esos bases que te deciden un partido para bien o para mal por su forma de juego amasando el balón casi toda la posesión para jugarse ellos el tiro. Desde su año universitario, y excepto en su paso por la NBA siempre ha promediado más de 12 puntos por partido hasta que llego a Barcelona donde se quedó en 10.

Davide Moretti es un base italiano de 1,89 que llega desde la universidad de Texas, en principio y por la competencia en el puesto de base no parece que vaya a contar con la confianza de Messina.

Shavon Shields es un alero que llega tras no renovar su contrato con Baskonia donde jugo la temporada pasada. En Vitoria hizo unos números de 9,5 puntos, 3,4 rebotes para 8,5 de valoración. Destaca por su físico para defender, aunque posee un buen tiro de 3.

Kevin Punter es otro base para pelear por los minutos que llega tras un recorrido por Europa en el que sale a más de un equipo por año, ya que en los 4 años que lleva jugando en el viejo continente ha estado en 6 equipos diferentes. Este año en Milán aún no ha debutado en Euroliga.

Zach Leday es un pivot de2,02 que llega desde Kaunas donde fue unos de los pilares en los que baso su buena temporada en equipo lituano. Destaca por su fortaleza física y sus buenos porcentajes de tiro de 2, donde ronda el 60% y aunque no se prodigue en ello, en el triple donde el año pasado alcanzo más del 55% aunque no fueron muchos los triples intentados.
Y faltan los dos bombazos del verano en cuanto a movimientos de equipos grandes.

Luigi Datome llega tras el desmembramiento de la plantilla del Fenerbahce, donde ya comentamos la semana pasada que fue a pescar el Valencia. Datome es uno de los jugadores que todo entrenador desea a su cargo. Buen tirador de larga distancia, aprovecha su rapidez y su altura para jugar tanto en la zona como fuera de la línea de 3 dependiendo de su defensor. Roza habitualmente los 25 minutos por partido, lo que demuestra la confianza depositada en él.

Kyle Hines deja el CSKA después de 7 exitosos años donde ha logrado 2 Euroligas que sumo a las 2 conseguidas en el Pireo. A pesar de su baja estatura para jugar de 5 puro, es prácticamente imposible quitarle un rebote y es capaz de sacar del partido a cualquiera al que defienda, por lo que fue nombrado por dos veces Mejor defensor de la competición. Como guinda de su carrera hasta la fecha ha sido nominado a integrante de mejor equipo de la década por la Euroliga.
También han abandonado Milán este verano algunos nombres ilustres.

Las bajas del Milano son:

Luis Scola a sus 40 años ha decidido cambiar Milán por un equipo con menos exigencia como es Varese en su intento de llegar a los JJ.OO. de Tokio que se han retrasado al próximo verano. En Varese es evidentemente por el que pasa todo el juego de su equipo y suele pasar de los 20 puntos y ronda los 8 rebotes.

Nemanja Nedovic se ha ido al Panathinaikos tras dos decepcionantes años en Italia por culpa de las lesiones. Del jugador que asombró a todos en Málaga apenes queda nada ya que las repetidas lesiones nunca le han dejado coger ritmo de competición.

Amadeo della Valle cambia el frio del norte de Italia por el clima de Gran Canaria. Este escolta de1,94 demanda así un protagonismo que en Milán era imposible que tuviera.

Arturas Gudaitis viaja al Zenit de San Petersburgo tras ser pretendido por varios de los más importantes clubes europeos, pero que no alcanzaban la ficha que cobrará en Rusia. Este pivot de 2,08 jugara así para Xavi Pascual.

Christian Burns continua en Italia, pero jugara en el Brescia después de 2 años donde pasó prácticamente desapercibido. Con 35 años y tras haber jugado en equipos de segunda fila europeos su nacionalidad italiana le ha ayudado a continuar jugando allí una temporada más.

Drew Crawford y Keifer Sykes que llegaron a mitad de la temporada 19/20 y apenas llegaron a jugar y lógicamente y tras el desembolso realizado en fichajes no tenían ninguna opción de continuar.

Y otros 9 jugadores continúan una temporada más en el Armani, con distinto protagonismo, pero para jugar dos competiciones es necesaria una plantilla muy amplia.

Sergio Rodríguez continuará siendo el faro que guía todo el juego del equipo y el que decide a que juega el equipo en cada momento. El canario a sus 34 años sigue destacando en cada partido aparte de por sus puntos, por las asistencias que reparte, aunque como para todo el mundo, el paso de los años hace mella y sus piernas ya no van a la velocidad de su cabeza.

Jeff Brooks juega su tercera temporada tras su paso por Málaga. Ala-pivot de esos que huyen de la zona y que se encuentran muy cómodos más allá del 6,75, donde se prodiga bastante con porcentajes que rondan el 40%.

Paul Biligha pivot italiano de 2,00 metros cumple con su función de cupo y de dar descanso en la competición nacional a los pivots titulares. Este año aún no se ha estrenado en Euroliga.

Kaleb Tarczewski cumple su 5 temporada. Pivot que se reconoce fácilmente por su descomunal físico que le sirve para hacerse grande en la zona y aprovechar su gran capacidad reboteadora para llegar a los 10 puntos por partido cada temporada sin dificultad. Ante el Madrid suele hacer grandes partidos, aunque este dato no es novedad para el equipo blanco.

Ricardo Moraschini es un base italiano que destacó en equipos como el Pallacanestro Mantovana o el Bríndisi, pero al que la exigencia del Milán, así como la feroz competencia para su puesto de base, no le alcanza para jugar más que 17 partidos el pasado año.

Michael Roll es un escolta tirador de 1,94 al que conocemos por su paso por Baskonia, donde dio muestras de su gran tiro de larga distancia, así como de su irregularidad a lo largo de una temporada. En la última derrota ante Olympiacos llegó a los 16 puntos con 4/5 en triples, por lo que parece que llega en muy buena forma para jugar contra el Real Madrid.

Vladimir Micov es un ala-pivot que viéndole jugar año tras año nadie acertaría su edad, ya que a sus 35 años cada temporada es mejor que la anterior y ya deja de sorprender. No baja de los 10 puntos temporada tras temporada y en partidos puntuales se echa el equipo a la espalda y todos los tiros pasan por sus manos. Muy difícil de defender gracia a su versatilidad para jugar en todas las posiciones.

• Por ultimo Andrea Cinciarini, es uno más a sumar al puesto de base por su condición de nacional, pero sin minutos.

Este transatlántico sigue en las manos de Ettore Messina, que tras cosechar sus grandes éxitos con el CSKA Moscú, no ha vuelto a demostrar nada en sus posteriores aventuras en Europa. El año pasado luchaba por meterse in extremis en los playoffs haciendo un baloncesto muchísimo menos atractivo que su predecesor Pianigani, y con unos resultados que lo mejoraban a duras penas. Este año le han confeccionado una plantilla que todo lo que sea no estar en la F4 sería un enorme fracaso.

@chescofgallardo

Deja un comentario