Crónica | Panathinaikos 73-74 Real Madrid

El Real Madrid llegaba a Grecia con los deberes hechos. Después de la derrota ante el Barcelona, el Madrid buscaba dar una buena imagen y volver a coger confianza.

El partido comenzaba con Llull, Rudy, Taylor, Randolph y Tavares por parte madridista. Por parte griega salían Calathes, Thomas, Kilpatrick, Papagiannis y Papapetrou. El partido comenzaba con un parcial de 0-3 para el Real Madrid, que a partir de ahí fue arrollado por un Panathinaikos que necesitaba la victoria. Los griegos fueron dueños del principio de partido por necesidad y sobre todo por intensidad, Calathes era dueño y señor del partido y además un Panathinaikos que buscaba mucho las entradas a canastas y conseguía sacarnos falta y tiros fáciles. El partido llegaba al final del primer cuarto con un resultado sonrrojante para el Madrid con un 32-14.

En el segundo cuarto vimos una mínima reacción del equipo, vimos sacar el carácter que siempre demuestran; esa reacción la vio Pitino y por eso cuando el Madrid se acercaba pidió un tiempo muerto. Después de ese tiempo muerto volvió Calathes a pista y volvió a dominar el partido, metió 7 puntos consecutivos y volvió a poner el +14 en el marcador. Al descanso el Real Madrid llegó con un marcador en contra de 45-33.


El Madrid salía al tercer cuarto con el mismo quinteto que comenzó el partido. Un cuarto que el Real Madrid comenzaba con un Llull espectacular con 2 triples seguidos que nos ponían a 8 puntos; en esos momentos estábamos viendo la mejor imagen del Real Madrid en el partido. Quedaban 4 minutos y el equipo de Laso seguía en el partido, un partido que parecía que el Panathinaikos controlaba; cada vez que teníamos la oportunidad de acercarnos fallábamos con tiros muy precipitados. El tercer cuarto acaba de la mejor manera posible y es con un triple de Santi Yusta que ponía el 59-53.


El partido llegaba a un último cuarto trepidante, un último cuarto que iba a decidir si el Panathinaikos se ponía 6º o si por el contrario el Real Madrid conseguía la machada de remontar 18 puntos. Un cuarto que comenzó con un intercambio de triples entre los dos equipos, los griegos volvían a escaparse 11 puntos arriba, pero un Real Madrid con Llull en plan estrella volvía a meter a su equipo en el partido con un triple. Quedaban 3 minutos y el marcador era de 71-67. Unos minutos con muchos errores de los dos equipos. Faltaba 1 minuto y el Real Madrid iba solo 1 punto por debajo. A falta de 38 segundos, Randolph tenía dos tiros para ponernos a uno; en el rebote de ese tiro libre Tavares cometía una falta sobre Papagiannis, que haría que el griego tuviera 2 tiros libres para finiquitar el partido. Con suerte el jugador griego falló los tiros libres y el Real Madrid se quedaba con la última posesión para intentar ganar. Laso pidió TM. Después de ese TM, el Real Madrid salía con Carroll, Llull, Facu, Randolph y un Rudy Fernández que sería el protagonista de la última jugada. El ataque transcurre para que el balón llegase a Carroll, pero ante la imposibilidad de que el balón le llegara, Rudy recibió el balón con un segundo en el marcador y se tira un triple desde 8 o 9 metros cayéndose. Ese triple hacía que el Real Madrid consiguiera esta victoria en Grecia por 73-74.


Muy mala imagen del Real Madrid en la primera parte ,en la que el Panathinaikos fue muy superior en todo. Un Real Madrid que después del descanso volvió a ser el Madrid que conocemos, un equipo que no se da por vencido y que lucha cada balón como si fuera el último. Es complicado que no jugándote nada salgas enchufado, pero la camiseta del Real Madrid merece que por lo menos des el 100% y no haya dejadez. Está claro que a este equipo nunca se le puede dar por muerto porque mira lo que ha pasado hoy.

Toca reflexionar y que esta victoria no tape los problemas que estamos teniendo en los partidos. Por último darle las gracias a RUDY FERNÁNDEZ por hacernos saltar del sofá otra vez. Esto es el REAL MADRID señores y señoras: en un muy mal partido te acaba sacando una SONRISA. Gracias por estos momentos.

@diegomallo1

Deja un comentario