Crónica | MoraBanc Andorra 58-86 Real Madrid

Cómoda victoria del Real Madrid en su primer partido lejos del WiZink Center en esta temporada de Liga Endesa. Los de Laso endosaron un abultado 58-86 a MoraBanc Andorra, que comenzó perdiendo por 10 puntos y, aunque redujo la diferencia en algunos momentos, nunca llegó a ponerse por delante. La segunda mitad, de manera definitiva, fue un monólogo blanco.

Un arranque fulgurante de los de Laso puso al Real Madrid 0-10 en los primeros tres minutos de partido. Ibon Navarro debió solicitar un tiempo muerto para cortar la buena dinámica madridista, y le funcionó. Sus jugadores regresaron al parqué con diferente actitud, con capacidad de al menos competir con el Madrid. Dos triples de Clevin Hannah, uno de Oriol Paulí y otro de Sergi García llevaron el resultado al 12-16. Cuando Jelinek redujo la distancia hasta solo dos puntos (14-16), fue Pablo Laso el que tuvo que detener el partido. De nuevo, el tiempo muerto del entrenador fue efectivo, pues los suyos despertaron del trance y volvieron a tomar la iniciativa en el juego. Al final, consiguieron que el primer cuarto terminara con 14-21 en el marcador.

El arranque del segundo período tuvo menos ritmo que el del primero, entre los errores en el tiro, las pérdidas y una aparatosa antideportiva de Poirier. El 1/13 en tiros de 2 que tenía MoraBanc Andorra después de 15 minutos en total de juego hacía pensar que el resultado podía ser incluso una buena noticia para los del Principado. El Real Madrid continuaba jugando con tranquilidad, sin forzar el ritmo, pero sin dejarse llevar. Los de Laso no permitían que Andorra tuviera verdaderas esperanzas de remontada. Un Alocén muy acertado desde fuera puso con dos triples el 22-34 y volvió a obligar a Ibon Navarro a parar el partido. MoraBanc Andorra contaba con porcentajes paupérrimos de tiro de campo, alrededor del 25%, y ninguna charla de su entrenador parecía poder cambiar eso. El resultado al descanso era de 30-38.

En el tercer cuarto, de salida, la diferencia continuó rondando los 10 puntos. El Real Madrid comenzó a romper el encuentro con un mate de Tavares que puso el +14 en el electrónico (37-51), máxima ventaja hasta ese momento. A partir de ahí, los de Laso se encontraron en su salsa sobre el parqué. Poco a poco, el conjunto blanco fue estirando la distancia hasta superar los 20 puntos (+21, 40-61). Fue el momento de lucirse para jugadores como Edy Tavares, con varios tapones en el partido, y para el juego exterior del Madrid, que aumentó su acierto y su influencia en el resultado. MoraBanc Andorra, por su parte, no fue capaz de mejorar sus porcentajes de tiro, lo cual lastró las pocas opciones para la esperanza que los de Laso concedían a los del Principado. El tercer cuarto terminó 44-64.

Con ese resultado y a falta de solo 10 minutos, el último período del partido tuvo poca historia. Laso pudo repartir minutos entre los menos habituales, dando protagonismo a jugadores como Tristan Vukcevic y descanso a jugadores como Tavares. El Real Madrid contaba con mejores números en casi todos los apartados estadísticos, además de una mejor circulación de balón y mejores sensaciones anímicas. Las caras largas del banquillo de MoraBanc Andorra se fueron acentuando a medida que la ventaja del Madrid iba aumentando. De los 20 puntos aproximados de diferencia del tercer cuarto se pasó a 30 en el último. Los de Laso se pusieron 50-82 en un contraataque y dejaron el partido visto para sentencia. En la acción final del partido, a falta de 20 segundos, el Madrid optó por ni siquiera culminar el ataque. El encuentro concluyó con 58-86.

Después de este triunfo, se acerca la primera semana intensa del Real Madrid esta temporada. Los de Laso reciben el domingo 26 de septiembre a las 20:00 horas a Monbus Obradoiro; el jueves 30 a las 20:45, a Anadolu Efes en el primer encuentro de Euroliga de la temporada; y el domingo 3 de octubre a las 18:30, a Lenovo Tenerife.

Autor: @_albacg

Deja un comentario