Crónica | Iberostar 79-92 Real Madrid

Flamante estreno de temporada del Real Madrid, que venció a Iberostar Tenerife por 79-92. Los de Laso se colocaron por encima en el marcador desde el primer cuarto y fueron capaces de mantener a raya los intentos tinerfeños de remontada. El equipo blanco disputará mañana su primera final del presente curso frente al nuevo Barça de Jasikevicius.

El Real Madrid saltó a la cancha con la intensidad propia de una semifinal. Los de Laso comenzaron la temporada con un parcial de 0-4 tras dos tiros libres y un contragolpe finalizado por Gabriel Deck. El argentino parece estar asumiendo un rol más importante esta temporada, consciente de su relativa veteranía. Txus Vidorreta debió detener el encuentro tras el 4-10 con un tiempo muerto, y dos faltas antideportivas terminaron por congelar los ánimos iniciales. El ritmo anotador descendió, pero las decisiones arbitrales calentaron a los blancos, que consiguieron abrir una diferencia considerable (8-18). En los últimos minutos del primer cuarto, no obstante, Iberostar Tenerife logró maquillar el resultado aprovechando su juego exterior. El primer período terminó 18-23.

Para el segundo cuarto, Pablo Laso decidió dar galones a Carlos Alocén en la creación de juego. Al conjunto blanco le costó arrancar, muy perjudicado por la intensa defensa canaria. Sin embargo, los destellos de calidad del joven base zaragozano comenzaron a hacer funcionar a su equipo. La diferencia regresó a los diez puntos a favor del Real Madrid (26-37), pero varios errores consecutivos en ataque permitieron que los tinerfeños se acercaran (34-38). Los minutos finales del período estuvieron marcados por el buen juego exterior de Iberostar, lo que impidió que el Madrid aumentase su diferencia. No obstante, una falta antideportiva de Fran Guerra y la posterior posesión blanca llevaron el marcador hasta el 37-46. Finalmente, al descanso llegamos con 42-48.

Un Abalde en muy buen estado de forma se encargó de abrir el marcador para el Real Madrid en la segunda parte. Iberostar Tenerife trataba de responder a la ofensiva blanca con la aportación de Marcelinho Huertas, tan incisivo como siempre. Enfrente, sin embargo, la dupla Campazzo-Tavares mantenía a los de Laso con una cómoda ventaja. Desde una defensa muy sólida, sobre todo para estas alturas de temporada, el Real Madrid fue capaz de anular a los jugadores más talentosos de Iberostar y construir una distancia que iba pareciendo insalvable. Los locales llegaron a estar 18 puntos por debajo (51-69), pero pudieron llegar al último cuarto con 59-70.

Iberostar Tenerife era consciente de la importancia de una reacción rápida, por lo que regresó a la cancha con energías renovadas. Los locales perdieron fuerza, no obstante, porque Fran Guerra cometió su segunda antideportiva, lo que conlleva descalificación. El cronómetro corría demasiado rápido para los intereses de Iberostar Tenerife, incapaz de recortar una distancia que solía estar más cercana a los 20 puntos que a los 10. Los de Txus Vidorreta no dejaron de intentarlo y mantuvieron cierta esperanza gracias a cierta precipitación ofensiva del Madrid, pero, a falta de menos de dos minutos, el marcador seguía 77-90. El último tramo del encuentro sirvió para ver una internada de mérito de Carlos Alocén, cada día más adaptado. Al final, el partido concluyó 79-92.

Así, el Real Madrid comienza la temporada 2020/2021 clasificándose para la final del primer título en disputa. En la cita de mañana (18:30 horas) ya espera el Barcelona, que ha vencido esta tarde a Baskonia.

@_albacg

Deja un comentario