Crónica | Herbalife Gran Canaria 71-77 Real Madrid

Ganó sufriendo el Real Madrid en su visita a Herbalife Gran Canaria por 71-77. Un muy buen tercer cuarto de los de Laso fue suficiente para recuperarse de una primera parte terrible. El último período estuvo muy disputado, pero las acciones de Campazzo y Causeur y el rebote ofensivo dieron la victoria a los blancos.

Anthony Randolph fue el encargado de abrir el marcador con dos puntos para el Real Madrid. Segundos después, Clevin Hannah respondió con un triple. En los primeros minutos, Herbalife se empleó con gran intensidad para parar los ataques blancos. El equipo local entró en bonus antes del ecuador del cuarto, pero logró que los de Laso no se alejaran en el electrónico. El Madrid sufría para abrir el juego, con lo que no podía delegar en sus habituales apoyos desde el triple. En la zona dependía demasiado de Tavares y su intimidación, pero el caboverdiano se encontraba muy solo debajo del aro. El Gran Canaria supo mantener unos porcentajes de tiro muy elevados para ponerse por delante. La máxima ventaja del período, +5, llegó con una bandeja de Eriksson. Al final de los 10 primeros minutos, el resultado era 18-14.

Es muy raro que el Real Madrid se quede en guarismos de anotación tan bajos. Los de Laso arrastraban muchos fallos en el tiro (menos de 50% de acierto), con lo que la remontada se antojaba imposible. No obstante, si hay un jugador para el que esa palabra no existe, ese es Felipe Reyes. El capitán se echó el equipo a la espalda e hizo los primeros 6 puntos de su equipo. Aun así, ni siquiera Reyes solo podía con un Herbalife muy inspirado. La intensidad de los hoy locales, de nuevo en bonus cerca de la mitad del cuarto, hacía imposible la mejoría blanca. El Real Madrid, además, seguía muy poco acertado de cara al aro. Los triples no entraban, y el juego por dentro se veía ralentizado por la buena defensa canaria. Llegamos al entretiempo con 35-27, claro reflejo de lo que se veía sobre la cancha.

La consigna para la segunda parte de Herbalife era clara: seguir apretando al Madrid para forzar tiros incómodos y continuar buscando a un inspirado Clevin Hannah. El Madrid, con la cabeza en los partidos frente a Panathinaikos, quería ante todo empezar a anotar triples (ninguno en la primera mitad). El primer tiro de tres lo consiguió, al fin, Rudy, para el 37-32. La charla de Laso hizo efecto: el Madrid empezó a mostrarse más agresivo en defensa y veloz en ataque. Sin hacer mucho ruido, con una marcha más, de repente los hoy visitantes estaban a tiro en el marcador (40-38). El Real Madrid fue por fin capaz de responder a la anotación de Herbalife, y así llegó a ponerse por delante (45-47). A pesar de la mejoría, los de Laso seguían muy lejos de su anotación usual, así que no conseguían una gran ventaja. Terminamos el tercer cuarto 49-51.

La igualdad era máxima, por lo que el cuarto período prometía ser más que intenso. El Real Madrid todavía no estaba de lleno en el partido, y aun así ya había llegado a una velocidad que le permitía disputarle la victoria a los locales. Los de Laso llegaron a ponerse cinco arriba (51-56) con un triple de Trey Thompkins. Tres minutos después, otro triple de Siim-Sander Vene colocaba el +2 para Herbalife en el marcador. Los cinco minutos finales se antojaban impredecibles. Ocho puntos consecutivos de Campazzo pusieron al Madrid de nuevo cuatro puntos por encima (65-69), pero Clevin Hannah no estaba dispuesto a regalar el encuentro después de haber cuajado un muy buen partido. En los minutos finales apareció Causeur para asegurar definitivamente la victoria. El resultado final fue 71-77.


Este resultado deja al Real Madrid una semana más en segunda posición de Liga ACB, con 20 victorias y 6 derrotas. La semana próxima recibirán en el WiZink Center al Monbus Obradoiro (domingo, 14 de abril, 12:30 horas). Ya en el horizonte aparece la eliminatoria de Euroliga frente a Panathinaikos: el primer partido será el miércoles 17 de abril a las 21:15 horas.

@_albacg

Deja un comentario