Crónica | Atleti 0-0 Real Madrid. Somos un equipo

Partidazo en el Wanda Metropolitano, tal vez no por los goles y las ocasiones, que no fueron muchos, si no porque ha sido uno de esos partidos donde vimos a los jugadores haciendo lo que cada uno tiene que hacer, sin inventar, sin intentar ser héroes ni llevarse una medalla.

El mejor partido de Zidane de toda la temporada, se planto en el estadio atlético con un once que no dejaba indiferente a nadie. Conocedor de que en una temporada tan larga solo se logran los objetivos contando con los veinticinco jugadores, se deja en casa a Marcelo recién recuperado y a Odriozola que estuvo bien en el Bernabeu el miércoles, le entrega la banda izquierda a Nacho y le da galones a Fede Valverde.

En la primera parte la batalla fue cruenta en el centro del campo, con un Thomas excelso por la parte india y como de costumbre por la parte blanca, Casemiro acudiendo a todas las ayudas. El Madrid con las ideas claras, líneas juntas y a volar en cada robo de balón, sobre todo por la banda de Gareth Bale que con su velocidad fue un dolor de cabeza para la defensa atlética. Pocas ocasiones en esta primera parte, un disparo de Bale y otro de Kroos desde fuera del área para nosotros y un disparo cruzado de Joao Felix y un centro duro de Tripier para ellos. La película iba por otros derroteros.

En la segunda parte, la partida de ajedrez en el césped era mas evidente aun, Simeone retiraba a Vitolo para dar entrada a Correa, que gozo de un cabezado que se marcha elevado, tras fallo en la marca de Nacho. Zidane, mas valiente, le pese a quien le pese, retira a Valverde para meter a Modric y tener mas control del balón. Un cabezazo perfecto de Benzema nos levantaba del asiento, pero una vez mas Oblack demostró porque es uno de los mejores porteros del mundo. En otra muestra de su libreta, el Cholo cambiaba a Joao Felix, que iba a ser balón de oro el primer día pero se ha ido desinflando, por Llorente, que hoy volvía a jugar tras no ser ni convocado el último encuentro. Zidane, retiraba a Hazard, desfondado, no esta acostumbrado el belga a trabajar tanto, por James, probablemente buscando un disparo lejano o un balón colgado del colombiano.

El partido acabó como comenzó, con empate en el marcador, pero deja una sensación de que Zidane ha hecho lo que tenía que hacer para intentar ganar y Simeone lo propio para no perder. Cada uno su estilo y cada uno que saque sus conclusiones.

Zidane sabedor del problema del equipo, hizo lo que se le exige a un entrenador de primer nivel tras la debacle de París, ha cortado la sangría de goles que nos desangraba cada partido, ha conseguido que el equipo junte líneas y sea solidario. Los goles llegaran, no tengo dudas, lo principal esta hecho, somos un equipo.

Deja un comentario