Cara y Cruz | Atlético de Madrid 1-1 Real Madrid Juvenil A

Partido decisivo por el campeonato, al que ambos llegaban en una racha de 14 partidos sumando los tres puntos en liga, y tras la victoria por 1-2 de los blancos en la Youth League. El partido del equipo de Poyatos no iba a decepcionar, y con una muestra de gran fútbol habrían resultado vencedores del partido y muy posiblemente del campeonato, gracias al gol de Baeza; si no hubiera sido por la inesperada contribución arbitral a los intereses de los rojiblancos.

‘Cara’ – La columna vertebral del Juvenil A

Empezando por Altube, que salvó al equipo con una de las paradas del año, pasando por Chust, quién sujetó al equipo en la primera parte con una exhibición defensiva, y por Moha, que tuvo un cuarto de hora brillante donde el Juvenil A pudo marcar varios goles y le dio una increíble asistencia a Baeza.

Y acabando por este último, que desde la frontal disparó un misil que se coló por la mismísima escuadra del conjunto rojiblanco, para poner el 0-1 que colocaba al Juvenil A en lo más alto de la clasificación.

‘Cruz’ – El árbitro, que se disfrazó de héroe rojiblanco

Se llegaba al 89′ con 0-1 en el marcador, pero en una jugada de los locales decidía el colegiado del partido que el Real Madrid no podía ser campeón del grupo quinto de la División de Honor de Juveniles; y se inventaba un penalti en una falta inexistente que cargaba a Altube.

El conjunto rojiblanco no desaprovechaba el regalo arbitral, y ponía el empate a uno, ya en el descuento. Y aún quedaba otra polémica arbitral, pues el colegiado señalaba el final del partido cuando el Juvenil A intentaba marcar su segundo gol, habiendo pasado apenas un par de minutos desde el gol del empate y tras la pérdida de tiempo en la celebración de dicho gol.

Una actuación del árbitro que prohíbe al equipo de Dani Poyatos de una Liga por la que habían luchado semana a semana desde el inicio de la temporada.

Perdió el fútbol en el día de hoy.

@RMFabrica

Deja un comentario