Crónica Sevilla Real Madrid Ay pena, penita, pena

Esta semana íbamos a echar a Zidane, esta semana iba a venir Mou, de hecho, el portugués no vino a Madrid a cubrir un acto publicitario de su empresa con la Liga, vino porque estaba negociando con Florentino. Esta semana íbamos a acabar la jornada por detrás de Atleti y de Barsa, esta semana íbamos a estar fuera de Europa, esta semana…

La realidad es que el Real Madrid hizo en el Pizjuan el partido más solido que se le recuerda en eones, sin conceder una sola ocasión de gol, la primera parte transcurrió entre una guerra encarnizada en el centro del campo, donde el Sevila tenía más posesión y el Madrid más claridad. Las dos mejores ocasiones fueron blancas, o verde quirófano lo que mas os guste, la primera un mano a mano de Hazard tras un error en la salida sevillista y unos minutos después otro mano a mano, esta ves de Carvajal, tras uno de esos pases de James que te levantan del sillón.

Muy buen Real Madrid, con un Ramos soberbio que en la segunda parte volvió a pecar de pasarse de dureza y llevarse la tarjeta de cada fin de semana, pero en defensa fue un estandarte, como dije en la previa, con Sergio la defensa sube 10 o 12 metros y se nota, las líneas están mucho mas juntas y es mas fácil ser solidarios. Carvajal otro que no ha empezado bien, fue de menos a más,hasta el punto de jugar muchos minutos con una tarjeta y terminar el partido además de asistir a Karim en el gol.

Un gol que llegó en el minuto 65, buen cabezazo de Benzeman tras centro de Carvajal, con un partido muy parecido al de la primera parte, un Sevilla con mas balón, pero un Madrid con mas ideas. El cansancio empezaba a pasar factura a unos y a otros y los errores en los pases, daban opciones a la contra, pero el Sevilla no creaba peligro y el Madrid con Hazard fundido no era capaz de concretar el último pase.

Noventa minutos excepcionales del Real Madrid, donde la solidez, la solidaridad y el compromiso, donde el equipo por fin cumplió durante todo el encuentro.

Esta semana a mucha, pero mucha gente, solo le va a quedar cantar aquello que cantaba la Faraona Lola Flores “Pena,penita, pena”

Deja un comentario