Crónica | Real Madrid 2-2 Brujas. Las brujas salen a media tarde

A mi me habían contado que las doce de la noche era la hora en la que salían las  brujas y que había que meterse en la cama para que no te llevaran, pero hoy he descubierto que a las siete de la tarde salen las brujas y los viejos fantasmas.

El “Brujas” se presentaba en el Bernabeu con la ausencia de sus dos centrales titulares y con una idea muy clara, esperar al Real Madrid para poder salir a la contra con dos delanteros extremadamente rápidos con los que hacer daño. El que no sabía muy bien a que había salido era el Real Madrid que con una alineación que sorprendió a propios y extraños, tenia el balón y las ocasiones, pero no tenía lo mas importante, el gol.

Y así fue como en el minuto diecinueve y tras una perdida, una contra fulgurante deja a Dennis solo delante de Courtois, falla en el remate, pero con el Belga en el suelo, la pelota entra tras un rebote, lentamente ante la mirada del portero. Se tardó en dar el gol revisado por el VAR por dos posibles fueras de juego, ninguno lo era, gol legal.

El Madrid seguía poniendo mas corazón que juego y enlazando jugadas aisladas, pero sin continuidad en el asedio y claro así es imposible. Kroos tuvo dos buenos disparos que se fueron rozando la madera, Varane un cabezazo en un córner y algún detalle de Benzema, pero el gol no llegaba y la grada comenzaba a desesperarse y una vez mas a pagar los platos con un Lucas al que no le salía nada.

Y entre llegadas infructuosas y remates desviados, Modric intentaba jugar para Ramos, cuando Dennis muy atento se cruza para robar y tras una gran galopada y un nuevo tropezón, hacia el segundo para el equipo belga en el treinta y nueve. Dos a cero en el marcador y al descanso, la bronca del estadio se hacia latente.

Se esperaba reacción tras el descanso y movimiento en el banquillo y así fue, salían Areola y Marcelo, si Areola, Zidane explicó en rueda de prensa que Courtois tenia dolores en el estomago. Los primeros quince minutos fueron un acoso y derribo total y absoluto del Madrid que consiguió su premio en el minuto cincuenta y seis con un cabezazo de Ramos. El Bernabeu creía, quedaba un mundo y el Brujas no daba sensación de poder pasar de su propio campo. 

Pero la intensidad bajo, las fuerzas empezaron a flojear y pese a la entrada de Vinicius el equipo no mejoró, alguna jugada aislada pero sin una idea clara de cómo atacar a los belgas. Hazard muy cansado no desbordaba, Karim no recibía dentro del área y tampoco había peligro con lanzamientos lejanos. El partido entro en la fase que más le convenía al Brujas, una especie de calma chicha , de la que solo nos despertaba algún centro aislado. Tuvimos que esperar al minuto ochenta y cinco para que tras una perdida del Brujas, un remate de Casemiro se convirtiera en el empate que a la postre sería definitivo.

Equipo sin ideas claras de ataque, sin jugadores que desborden pero sobretodo con una defensa que en fase de relajación sufre contra cualquiera, hoy al Bernabeu vino el Brujas a visitarnos y los que salieron a recibirlo fueron los viejos fantasmas de siempre.

Deja un comentario