Crónica | Real Madrid 94-89 Cafés Candelas Breogán

Partido que venía después de haber hecho el trabajo en Euroliga en solo 3 partidos, llegaba este encuentro contra un equipo que se juega la vida, cuando los nuestros lo que se juegan es ser segundos o terceros, ya que la primera plaza parece inalcanzable.

Con todo esto el partido comenzaba con Carroll entonadísimo, metiendo los 10 primeros puntos blancos, pero los gallegos, más acertados en conjunto, se llegaron a marchar por 6 en varias ocasiones en este primer tiempo; y los blancos recortaron una y otra vez la diferencia, para finalizar este primer tiempo con empate a 24. La diferencia de porcentaje en el triple, demostraba que los gallegos merecían más, y así se confirmó al inicio del segundo tiempo.

Varios ataques malos de los nuestros, y un arreón del Breogán, 25-31 tras unas malas defensas y poca intensidad en el rebote, finalmente un triple llevó la diferencia a los 6 puntos por tercera vez. Volvimos a ir a remolque en el marcador, como viene siendo habitual en este tipo de partidos. Malos ataques, poco acierto en el tiro exterior, esto suele ser señal de que el equipo blanco lo va a pasar mal. Entonces un par de triples de los gallegos nos pusieron 10 abajo en el marcador, lo que llevó a Laso a pedir un segundo tiempo muerto en el segundo cuarto. Una canasta de Campazzo y un triple de Reyes nos colocaron a 5. Finalmente un canastón de McCallum nos llevó al descanso con 7 puntos de diferencia, 39-46.


El tercer cuarto comenzó con canasta de Breogán, y con acierto exterior por parte de ambos equipos, pero claro, sabemos que como el Madrid empiece a anotar desde fuera, esto quiere decir que tienes que apretar más en defensa, lo que provoca que se empiece a mover más rápido el balón, y eso beneficia a los blancos, que se pusieron a 1, 54-55. Tras el pertinente tiempo muerto de los visitantes, el Madrid siguió con el acierto, y una canasta de Campazzo y un triple de Rudy nos llevaron a una ventaja de 59-55. El altísimo ritmo de anotación en este cuarto nos recordaba al primero, pero con un mucho mayor acierto en el exterior por parte de los nuestros. Y por ello, poco a poco, nos fuimos marchando en el marcador, hasta que al final del tercer tiempo, el marcador reflejaba un 72-62, con un parcial de 33-16, doblando en el electrónico a los gallegos.

El último cuarto lo inauguró Campazzo con un triple, pero los gallegos, lejos de dejarse ir, se defendieron como gato panza arriba, y con un parcial de 0-8, se pusieron a 5. En el momento que los que más acertados estaban en ataque, el resto no cogían el testigo de anotación, y los fallos se fueron sucediendo. A falta de 5 minutos, el Madrid anotó su segunda canasta en juego, dejando así el parcial del cuarto en 6-11. Desde el tiro libre el Madrid fue afianzando la ventaja, que Deck puso en 9 puntos y Causeur amplió a 11. En estos últimos minutos surgió la conexión entre Prepelic y Ayón, castigando en el poste a los gallegos. Pero Breogán volvió a hacer la goma y a falta de 1:15 se colocaron a solo 7 puntos, 92-85 con muy poco por disputar. Con ello empezaron a sucederse los ataques y defensas contemporizados, cada equipo haciendo lo suyo, el Madrid con ataques largos y Breogán jugando en transición. El partido finalmente se cerró con 94-89, Rudy y Campazzo con 17 puntos en los nuestros, Redivo en el Breogán con 19. Esta semana volvemos a jugar ACB entre semana, el partido aplazado la pasada semana frente al UCAM Murcia.

@PedroTorreGue

Deja un comentario