Crónica | MoraBanc Andorra 66-87 Real Madrid

Parar el largo invierno

El largo invierno parece instalado en el Real Madrid baloncesto. Tras la Copa y la pasada jornada de Euroliga volvía a la Liga Endesa y a la casa de uno de los equipos con los que más igualdad ha tenido en los últimos tiempos, Morabanc Andorra, y en un lugar que no parecía el mejor para vacunarse del frío; con decir que hasta el titular de la cancha tiene por mascota un yeti…

Taylor en el cinco inicial como novedad de Laso, que tenía trabajo para recomponer a su equipo.

Llull de nuevo en la dirección y con ganas de correr. El Madrid tratando de ganar la lucha por el rebote desde el primer instante. Arranca con un 0-7 de parcial contrarrestado con el idéntico por parte de Andorra, donde destacaba un motivado Diagne. El Madrid circulaba bien el balón y anotaba desde fuera. Ennis por su parte respondía con triples. El cuarto entra en un tramo de imprecisiones de ambos equipos. Destacable el alto número de pérdidas una vez más del equipo blanco: hasta seis en un cuarto que terminó 19-24 para los blancos.

El atropellado final de cuarto tuvo continuidad al inicio del segundo episodio. En el río revuelto de los bajísimos porcentajes de tiro del equipo andorrano pescaba el Madrid, que se iba a los doce puntos de ventaja mientras los tricolores se desesperaban. La ventaja aumentaba poco a poco. Los pívots del Madrid, Felipe y Ayón, daban además aire en el juego interior y ponían una superioridad en el rebote, que unido al alto porcentaje de acierto en el triple de los de Laso, – que llegó a estar por encima del 60% -, eran las claves de la holgada diferencia del Madrid. El partido se fue al descanso con un 31-50 para los blancos.


Tras el intermedio, Laso puso de nuevo al quinteto que inició el partido. Andorra parecía aplicarse en defensa, tanto que cometió tres faltas en menos de dos minutos. El juego no era del todo fluido quizá por la excesiva velocidad que aplicaban ambos equipos en sus acciones.

Mínimo intento de Andorra de acercarse antes del ecuador del cuarto con dos triples consecutivos y aprovechando la ausencia de Tavares, que se fue al banco con tres faltas. Sin embargo el Madrid, pese a no ser la máquina perfecta, conseguía mantener la distancia gracias a que el porcentaje de tiro de los del Principado no mejoraba y se mantenía por debajo del 30%; 43-65 al final con larga pausa por avería en el reloj de posesión incluida.

Felipe y Ayón destacando en el juego de pintura y anotando para un Real Madrid lanzado ya con inercia a la victoria. Pese al escaso acierto andorrano, lo cierto es que los “yetis” cogieron muchos rebotes ofensivos durante el partido. Deck tuvo oportunidad de jugar algunos minutos, lo mismo que Santi Yusta. Cuarto sin más historia que poder aliviar la tensión de unas semanas “horríbilis” para los de Laso. Resultado final: 66-87.

Los hielos deben empezar a derretirse. Los caprichos del destino han hecho que Andorra haya sido el lugar elegido para que empiece a alejarse el invierno. La próxima semana viene Fenerbahçe, pero eso sí, ya al calor del Palacio.

@pepo2204

Deja un comentario