Crónica| Unicaja 88-89 Real Madrid

Partidos como el que pudimos disfrutar ayer en el Martín Carpena son los que hacen que el baloncesto sea un deporte diferente al resto. Partido con alternativas, donde cada minuto que pasaba dominaba un equipo y sobresalía un jugador diferente.

La primera parte tuvo un nombre propio, Nemanja Nedovic. Fue un ciclón que el Madrid no supo parar: 19 puntos con 4 de 5 en triples y 21 de valoración.

Por parte del Real Madrid sumaban los de siempre, Tavares y Randolph en el apartado interior y Luka Doncic y Jeff Taylor desde fuera. Con las aportaciones desde el banquillo de Reyes y Rudy.

La primera parte acabó con un 48-47 a favor de Unicaja, y con la sensación de que nos esperaba una segunda parte igual de espectacular.

Y así fue, no bajó el nivel de juego aunque sí que se cambiaron los protagonistas. Nedovic bajó del cielo para dejar sitio a McCallum. El americano hizo una segunda parte bestial, metiendo auténticos canastones. Sólo sus fallos desde el tiro libre hicieron que sus números no fueran más estratosféricos. Acabó con 20 puntos el partido.

Pero el protagonista principal de la segunda parte iba a ser Fabien Causeur. El francés está empezando a acostumbrarse a echarse el equipo a la espalda cuando más lo necesita y anoche así era. Hizo una segunda parte brutal donde anotó 19 puntos (solo había anotado 2 en la primera parte). Cogió el balón en las últimas jugadas, donde solo los valientes se atreven a jugársela y estuvo muy acertado.

La última bola del partido tenía que ser para él, y no defraudó, a pesar de recibir 4 faltas en la misma jugada (ninguna pitada), acabó metiendo la bandeja que daba el triunfo al Real Madrid.

Al final del partido, 88-89 para los blancos. Otra victoria más para el líder de la Liga Endesa y otra derrota para Unicaja, que lleva tres seguidas y se complica su futuro.

Joan Plaza se quejó públicamente de los árbitros cuando menos tenía que hacerlo, porque el arbitraje fue muy casero.

@JorgeLegazpe

Deja un comentario