Crónica| Tecnyconta Zaragoza 81-96 Real Madrid

Venció con solvencia el Real Madrid en su visita a Tecnyconta Zaragoza por 81-96. Una primera parte casi brillante de los de Laso les sirvió para distanciarse pronto en el marcador y no preocuparse. En la segunda, sin embargo, permitieron que los locales remontaran muchos puntos, llegando incluso a quedarse a 10. Aun así, en los instantes finales volvieron a ponerse firmes para asegurar la victoria. Los blancos tienen ya la cabeza en la próxima semana, que trae jornada doble de Euroliga.

No se juegan mucho los de Laso en Liga ACB, que mandan con mano firme en la clasificación. Se encuentran cuatro victorias sobre sus perseguidores, y la Euroliga es sin duda una competición que requiere toda su atención. De este modo, pese a que en teoría salieron con todo su potencial, en la cancha se veía cierta tranquilidad. El Madrid se alejó pronto (2-10) con ataques bien organizados por Campazzo y el triple número 650 de Carroll. Además, la defensa de Tavares sirve siempre para desarticular la ofensiva rival. Zaragoza se encontró atacando en estático, con muchas dificultades para mover la pelota con velocidad. Aun así, llegaron a ponerse a un solo punto aprovechando un par de errores merengues. Los blancos, sin embargo, apretaron un poco en el último tramo del cuarto para terminar 12-22 con tres triples consecutivos.

Tecnyconta tenía un porcentaje de tiro muy pobre y se apreciaba con claridad en su baja anotación. Por esta razón los locales intentaron salir con otro ritmo al segundo período para cambiar la dinámica. Paul Stoll contagió de su energía a sus compañeros, que se creyeron la posibilidad de remontar. Entonces tuvieron que aparecer Rudy y Felipe Reyes para calmar los ánimos maños y llegar al +15 (21-36). El balear no paraba de sumar desde más allá del 6’75, y nadie podía superar al capitán en la zona. La frustración llegó a las filas zaragozanas y cometieron varias faltas personales, dando lugar a tiros libres que ampliaron todavía más la diferencia. Ya no importaba a quién colocase Laso en pista, el Madrid funcionaba como una máquina bien engrasada. Zaragoza no pudo más que intentar minimizar los daños, sin mucho éxito: al descanso nos marchamos con 27-53.

El encuentro parecía ya casi cerrado, pero la charla al descanso hizo efecto en Tecnyconta, que salió con otra actitud. Primero Dragovic y después Gary Neal despertaron a su equipo, completando buenas jugadas por primera vez en el partido. Un parcial de 11-4 de salida redujo la distancia hasta los 19 puntos. Sin embargo, Campazzo no estaba dispuesto a perder el trabajo de la primera mitad, y él solo se bastó para dejar claro que el Madrid seguía siendo el Madrid. Su trabajo oscureció la evidente mejoría zaragozana, que no llegó a servir para ponerse realmente cerca en el marcador. La ventaja merengue rondaba los 20 puntos, aunque ya estable, pues se veía con claridad que los hoy locales iban a ganar el parcial del tercer cuarto. Con algo de tensión de última hora por una canasta in extremis de De Jong, llegamos a los últimos diez minutos con 54-72.

Ahora sí, el partido estaba visto para sentencia. El Real Madrid sabía que tenía que dosificarse, pensando en la doble jornada de Euroliga que le espera esta semana. Laso dio protagonismo a Yusta y Randle, menos habituales, para permitir que el resto descansaran. Así, vimos un último período tranquilo, más aún teniendo en cuenta que Zaragoza había perdido gran parte de la inspiración del cuarto anterior. Entonces, contra todo pronóstico, poco a poco los locales fueron acercándose en el marcador. Aprovecharon las pérdidas blancas y jugaron sin presión, sin sentirse inferiores. Casi de repente, el marcador estaba en 70-82 y todavía faltaban tres minutos. El pabellón Príncipe Felipe se metió con los suyos en el encuentro para seguir peleando por la victoria. Sin embargo, los maños se quedaron sin tiempo. El electrónico final reflejaba el resultado definitivo, todavía abultado: 81-96.

De este modo, los de Laso seguirán una semana más como primeros de Liga ACB con 20 victorias y tan solo 3 derrotas. No tienen tiempo para pensar en esta competición, no obstante: el próximo martes 20 de marzo vuelve la Euroliga con la visita a Valencia Basket (20:30 horas).

@_albacg

Deja un comentario