Bombazos

Sorprendió Zidane a todos, empezando por los que decían que ninguno de los fichajes excepto Hazard venían para ser titulares, colocando a Mendy y a Jovic en el once. Y sorprendió con un sistema hasta ahora inédito, el Madrid saltaba al césped del Estadio de la Cerámica con un 442. Courtois, Carvajal, Ramos, Varane, Mendy, Casemiro, Kroos, Lucas,, Bale, Benzema y Jovic.

En los primeros minutos los de Castellon salieron como se debe saltar al campo, a comerse el césped, presión alta y velocidad, dificultaba la salida del balón blanca y en una de esas salidas, Ramos hace todo lo que no se debe hacer, regala el balón a Gerard Moreno que monta la contra, intenta agarrarle y ni le agarra ni le zancadillea para cortar la contra, Gerard abre para Chukwueze que dispara, Courtois repele y una vez más Ramos que se queda enganchado, no se adelanta a Moreno que remata a placer el primer gol del partido a los doce minutos.

Desde ahí, un monologo del Madrid que no sufrió ocasiones amarillas hasta una jugada en la que Ramos vuelve a quedarse enganchado tirando el fuera de juego y propicia una contra amarilla, que por suerte no llego a buen puerto. Como decía, monologo de los de Zidane donde los mas destacados estaban siendo Mendy y Jovic, pero una vez mas, el equipo acusó la falta de acierto en los metros finales, buenas ocasiones para Jovic en un disparo lejano, para Bale en una falta y para Benzema en un disparo seco al palo.

El equipo dominaba pero no finalizaba, el partido era claramente del Madrid con un Villareal agazapado a la espera de una contra, pero el equipo no juega rápido y eso en el futbol moderno te penaliza y te priva de generar más en ataque, menos mal que Jovic si supo entenderlo y en una combinación con el tacón con Carvajal, dejaba solo al de Leganes que servía el gol en bandeja a Bale para que empatase al filo del pitido del descanso.

Tras el descanso la tónica fue la misma, el Villareal sin salir de su campo y un Madrid atacando pero con pocas ideas, se tuvo el gol en un par de ocasiones, incluida un gol bien anulado a Benzema por fuera de juego, pero como ya empieza a ser costumbre y es lo  mas preocupante de todo, tenemos un problema de solvencia tremendo, cada llegada al área del rival se convierte en una puñalada directa al corazón del equipo y eso lo aprovechó el Villareal para en una nueva contra ponerse por delante con un tanto de Moi en el 74 tras un nuevo rechace. Algo falla en la defensa blanca que hoy por hoy no esta preparada para afrontar grandes empresas. 

Sin claridad en ataque y sin soluciones en defensa es difícil ganar a casi nadie, pero una vez más allí estaba Bale para poner el empate tras una gran jugada personal que finaliza fusilando a Andrés por el palo corto, poco más dejo el partido más allá de un penalti de Albiol a Vinicius que se fue al limbo, un día más a la oficina.

No hemos empatado por ese penalti, ni hemos empatado porque falten fichajes, hemos empatado porque no hemos dado la talla y porque no hemos sabido encontrar soluciones a ninguno de los problemas que se nos han planteado. Tal vez algún fichaje mejoraría lo que hay hoy por hoy, ya dijo Zidane en rueda de prensa que pueden quedar un bombazo o dos, sinceramente lo que sería un bombazo sería no recibir gol cada vez que nos llegan mister

Deja un comentario